Durante esta semana se realizarán pruebas de carga dinámicas con locomotoras diésel en el viaducto del Mitre. De resultar satisfactorias, se realizarán pruebas con trenes eléctricos. La obra está en etapas finales y, si bien no confirmaron fecha, se inauguraría en las próximas semanas. La nueva estación Belgrano C, casi terminada.

La obra del viaducto del ramal Tigre de la línea Mitre ya se encuentra en etapas finales. Aunque desde el Gobierno todavía no confirman la fecha de su inauguración, apuntan que “ya falta muy poco” para su apertura.

La obra se viene ejecutando según los plazos previstos, por lo que se estima su terminación para fines de este mes o principios de mayo.

Desde ayer lunes y durante toda esta semana se realizarán las pruebas de carga dinámicas, consistentes en la circulación de locomotoras diésel por ambas vías. En este caso, la tarea estuvo a cargo de las locomotoras Alco RSD-39 número 651, 652, 657 y 658.

De resultar satisfactorias, y tras la realización de tareas de bateo, en los próximos días se dará paso a las pruebas dinámicas con trenes eléctricos. A lo largo del viaducto, cabe recordar, ya se encuentra instalado el tercer riel que alimentará a las formaciones.

La obra de la nueva estación Belgrano C también se encuentra muy avanzada. Si bien su construcción comenzó hace pocos meses atrás, fue ejecutada en tiempo récord. En estos días se están realizando algunas terminaciones y ajustes menores. En uno de los andenes, incluso, ya ha sido colocada hasta la cartelería.

La estación ha sido dotada de aparatos de vía para funcionar como terminal ante eventuales servicios limitados.

Los avances en Belgrano C fueron posibles gracias a que se concentraron los esfuerzos en esta estación y se reprogramó la construcción de la estación Lisandro de la Torre para después de que se restablezca el servicio. De ésta sólo se ha realizado la obra gruesa.

El viaducto tiene casi 4 kilómetros de extensión, entre el Hipódromo y Núñez, y demandó una inversión cercana a los 130 millones de dólares, financiados en parte por la venta de terrenos ferroviarios y en parte por toma de deuda. El principal objetivo de la obra era la eliminación de ocho pasos a nivel y la apertura de cuatro nuevas calles que se encontraban cortadas por la vía. A nivel ferroviario, esto redunda en una mayor seguridad y regularidad, a la vez que permite aumentar la frecuencia a futuro.

Cabe recordar que la construcción de los viaductos de las líneas Mitre, San Martín y Belgrano Sur venía discutiéndose desde 2014. La licitación fue lanzada finalmente hacia fines de 2016 y, tras la adjudicación a la UTE Roggio-Chediack, las obras comenzaron en mayo de 2017. A mediados de ese año, enelSubte había revelado en exclusiva el diseño del viaducto. Finalmente, en febrero pasado, el ramal Tigre comenzó a funcionar con servicio limitado hasta Núñez para permitir la apertura de las nuevas calles y la conexión entre el viaducto y el tramo actualmente operativo.

Comentarios