El nuevo ramal del Belgrano Cargas al puerto de Timbúes avanza a buen ritmo: ya finalizaron las obras civiles del puente sobre el río Carcarañá y se trabaja en el tendido de 10 km de vías entre la vía principal y las terminales portuarias. Apuntan a bajar los costos logísticos y a triplicar la carga transportada por ferrocarril en el Gran Rosario.

Pese a la pandemia de coronavirus, que obligó a retrasar o ralentizar numerosas obras de transporte, los trabajos de construcción del nuevo ramal del Ferrocarril Belgrano al Puerto de Timbúes continúan ejecutándose a buen ritmo.

El nuevo puente, ya terminado

Tal como se había previsto, culminaron las obras civiles del nuevo puente sobre el río Carcarañá, de 100 metros de longitud y cuatro tableros, cuyo montaje había comenzado en noviembre del año pasado, continuando a buen ritmo durante el verano. En paralelo, se desarrollan con normalidad los trabajos de tendido de rieles del nuevo ramal que vinculará la vía principal del Ferrocarril Belgrano (ramal F1) con las terminales portuarias. La playa de Oliveros, tercera parte de la obra, ya había comenzado a ser construida hacia mediados del año pasado.

Las obras fueron visitadas la semana pasada por el ministro de Transporte, Mario Meoni, quien estuvo acompañado por el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y los presidentes de ADIF, Ricardo Lissalde, y Trenes Argentinos Cargas, Daniel Vispo.

Timbúes actualmente no cuenta con acceso ferroviario, lo que actuaba como un cuello de botella para la expansión de las instalaciones. En el lugar se encuentran cinco terminales exportadoras de granos y oleaginosas: Renova (recientemente ampliada), Dreyfus, Cofco, y las nuevas terminales de AGD (ya construida) y ACA.

Tendido de vías a las terminales portuarias de Timbúes.

Las estimaciones oficiales indican que, una vez plenamente operativo el nuevo ramal, se podrá “triplicar la carga transportada en trenes a los puertos del Gran Rosario”, bajando sustancialmente los costos logísticos de las exportaciones agroindustriales.

El proyecto del acceso ferroviario a Timbúes, cabe recordar, es fruto de una iniciativa público-privada acordada durante el gobierno anterior: el Estado nacional afrontó el desembolso para la construcción de una playa ferroviaria de diez vías en Oliveros y para el puente sobre el río Carcarañá (un 30% del proyecto), mientras que las empresas privadas que se beneficiarán con la llegada del ferrocarril a sus respectivas terminales aportaron la inversión para el tendido de vías de diez kilómetros entre el ramal F1 y el puerto, obras que están en curso y que representan el 70% del total.

El proyecto se complementa, además, con otras iniciativas de mejora del Ferrocarril Belgrano, como la renovación integral de vías en ramales en el noroeste del país y la nueva circunvalación ferroviaria a la ciudad de Santa Fe. En todos los casos, se trata de obras cuyo financiamiento es posible gracias al crédito acordado en 2013 con la empresa china CMEC, que fue ampliado en 2017.

Comentarios