Aldo Roggio, controlante de Metrovías, admitió haber pagado coimas de hasta el 5% de los subsidios recibidos por el Subte y la línea Urquiza al exsecretario de Transporte Ricardo Jaime. Según Roggio, los pagos se hacían bajo amenaza de perder la concesión. El empresario quedó como imputado colaborador en la causa de los cuadernos y renunció a la presidencia de su compañía. Temen que la situación afecte las chances de Metrovías de conservar la concesión del Subte.

Aldo Roggio, controlante del holding que lleva su apellido y de Metrovías, confesó días atrás haber pagado coimas al exsecretario de Transporte de la Nación Ricardo Jaime (2003-2009).

El empresario, que quedó como imputado colaborador en la causa de los cuadernos de la corrupción, declaró ante la Justicia federal que devolvía montos de hasta el 5% de los subsidios otorgados por el Estado nacional a la concesionaria Metrovías, operadora del Subte y de la línea Urquiza de ferrocarriles metropolitanos.

Según Roggio, estos pagos se hacían bajo amenaza de rescisión del contrato y se obtenían del margen de rentabilidad de la empresa, luego de pagar todos los gastos relacionados con la operación de los servicios”, según publicó La Nación.

La confesión de Roggio y su situación procesal -recuérdese que ya tenía prohibida su salida del país en el marco del caso Odebrechtpuede poner en aprietos su participación en la licitación para la concesión de la operación y el mantenimiento del Subte por hasta 15 años.

Tras la renuncia de Aldo, la presidencia de la empresa será ocupada por su hermana Graciela Roggio.

En efecto, el consorcio integrado por Metrovías y Benito Roggio Transporte presentó el pasado martes su oferta, que cuenta con el asesoramiento de la Deutsche Bahn y Siemens, tal como había anticipado oportunamente este medio.

Desde distintos sectores políticos tomaron nota de la situación. El bloque de Unidad Ciudadana en la Legislatura Porteña presentó un proyecto para impedir que las empresas involucradas en el pago de coimas puedan participar de las licitaciones públicas, de los proyectos de asociación público-privada (PPP) y de las contrataciones y compras en general. Desde la otra punta del espectro político, Elisa Carrió, líder del oficialismo local en las últimas elecciones y diputada nacional por la Ciudad, le apuntó directamente a Roggio desde su cuenta de Twitter.

Rápido de movimientos, Aldo Roggio renunció a la presidencia de Benito Roggio e Hijos, donde será reemplazado por su hermana Graciela.

Desde el Gobierno porteño aseguran que por el momento no habrá vetos de ningún tipo a las compañías involucradas en la causa, al tratarse de un proceso judicial en curso. Pero diversas fuentes señalaron a este medio que si hace algunos meses Metrovías era la favorita para renovar la concesión la red, tras los sucesos de los últimos días esto no aparece tan claro y la licitación tiene aún final abierto.

Comentarios