El servicio metropolitano de Resistencia fue reinaugurado este lunes. Inicialmente operará con un recorrido más corto y menos frecuencias, pero apuntan a incorporar más cochemotores y ampliar las prestaciones. Era uno de los 12 ramales cerrados por la gestión anterior: estaba suspendido desde marzo de 2017.

El tren metropolitano de Resistencia volvió a funcionar este lunes 3 de agosto luego de estar interrumpido por casi tres años y medio.

Si bien los servicios comenzaron a correr en la mañana, la ceremonia oficial de reinauguración tuvo lugar por la tarde y por teleconferencia, con la participación del ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, y el presidente de Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE), Martín Marinucci.

En esta versión, el servicio metropolitano operará limitado únicamente entre Resistencia y Cacuí, con paradas en las estaciones intermedias Alberdi, Hernandarias, Fotheringham, Güemes y Sarmiento. Permanecerán sin servicio por el momento los tramos Resistencia – Puerto Vilelas y Cacuí – Puerto Tirol.

A su vez, debido a la vigencia del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) sólo se brindarán tres frecuencias diarias por sentido. En el diagrama inmediatamente anterior a la suspensión se ofrecían 14 por sentido.

Las prestaciones modestas se deben, además de la pandemia, a que por el momento hay un solo cochemotor en operación. El ministro Meoni anticipó que en breve se agregarán “dos formaciones más”, lo que permitirá incrementar gradualmente las frecuencias. “Nuestra responsabilidad es poner en funcionamiento trenes que efectivamente se mantengan y se puedan sostener en el tiempo”, explicó el ministro.

Por su parte, Marinucci destacó el papel de “los trenes de cercanía”, que “ayudan a dinamizar la economía en las distintas localidades”.

Meoni se expresó en un sentido similar, destacando el “gran esfuerzo para poner en marcha los trenes de cercanía en todo el país”. “Lamentablemente en los últimos cuatro años el transporte público de pasajeros pareció concentrarse solamente en el área metropolitana de Buenos Aires dejando de lado la mirada federal”, disparó Meoni en un tiro por elevación a su predecesor, Guillermo Dietrich, quien sostuvo una política de trenes de pasajeros para el AMBA y de cargas para el interior del país, aplicando una estrategia de clausura de 12 ramales ferroviarios “por goteo”.

El servicio metropolitano de Resistencia, uno de esos 12 ramales, fue suspendido “hasta nuevo aviso” en marzo de 2017 sin explicación oficial alguna y tras presiones por parte del gobierno anterior de transferirlo a la provincia. Su restablecimiento, tal como explicó en numerosas ocasiones este medio, fue demandado en numerosas ocasiones por autoridades e intendentes y por la comunidad de la zona. Lejos estaba de ser un servicio testimonial o de poca utilidad: en 2014 registró un pico de 417 mil pasajeros anuales, lo que lo ubica por encima de las cifras registradas por cualquiera de los servicios regionales en el transcurso del año pasado.

Comentarios