El oficialismo logró aprobar la prórroga del acuerdo de operación y mantenimiento con Metrovías hasta fines del año que viene. Buscan ganar tiempo para resolver la licitación de la que saldrá el nuevo concesionario del Subte, donde la empresa del grupo Roggio se enfrenta a otros dos consorcios. La oposición rechazó la continuidad y pidió que el Estado opere el Subte.

La Legislatura porteña aprobó la prórroga de la concesión de Metrovías hasta fines del año que viene que había sido solicitada por el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

De acuerdo con la normativa, el actual Acuerdo de Operación y Mantenimiento (AOM) continuará en vigencia hasta fines del año próximo o hasta que el nuevo operador que resulte de la licitación en curso esté en condiciones de tomar la red a su cargo.

La iniciativa fue respaldada únicamente por el oficialismo de Vamos Juntos (33 votos), mientras que la oposición en bloque se pronunció en contra de la continuidad de Metrovías y reclamó que el Estado se haga cargo de la operación, sea a través de las empresas públicas Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) o Autopistas Urbanas (AUSA).

La posibilidad de otorgar una prórroga a Metrovías venía barajándose desde hace varios meses. Si bien originalmente se esperaba que el nuevo concesionario tomara a su cargo la red el 1° de enero de 2019, demoras en el proceso de análisis y evaluación de las ofertas presentadas llevaron a reprogramar esa fecha. Estiman que la adjudicación sería a fines del primer trimestre del año que viene.

Cabe recordar que en la licitación para operar el Subte por los próximos 12 años con opción a tres más compiten tres consorcios: Metrovías, que apuesta a su continuidad con la propuesta del «Subte del futuro», RATP Dev y Keolis-Helport.

Comentarios