Según informaron desde SBASE, la extensión de la línea E a Retiro será inaugurada en la última semana de mayo. Se baraja la fecha del lunes 27. Las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro, largamente esperadas, sumarán 63 mil nuevos pasajeros a la red y dotarán a la línea E de dos nuevas combinaciones con Subte y de llegada a una terminal ferroviaria. Será la última inauguración en mucho tiempo, ya que no queda ninguna estación en obra.

Las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro de la línea E serán inauguradas la última semana de este mes. Le fecha tentativa, aunque aún no confirmada, es la del lunes 27. Está previsto que la ceremonia oficial sea antes del mediodía y que el servicio quede habilitado en el transcurso de ese mismo día.

Se descuenta la presencia de altas autoridades nacionales y porteñas en lo que será la última ampliación de Subte en un largo tiempo, ya que no queda ninguna estación en obra en toda la red, una situación inédita en el último medio siglo.

Con esta extensión, la primera desde 1986 en esta línea, la E sumará unos dos kilómetros de recorrido y dos nuevas combinaciones: con la línea B en Correo Central y con la línea C en Retiro. A su vez, dará cobertura a una zona del Bajo porteño que no tenía Subte (el sector de Catalinas) y tocará por primera vez una estación ferroviaria. Se estima que las nuevas estaciones tendrán en conjunto un caudal de 63 mil usuarios.

Desde Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) aseguran que una vez extendida la línea ofrecerá una frecuencia de 4:30 minutos en hora pico y estiman que para fin de año se alcanzará la frecuencia objetivo de 3:30 minutos en esa misma franja horaria.

La empresa estatal apunta a una mejora en la performance de la línea gracias a la incorporación de más formaciones Fiat Materfer, que combinadas a las CAF-GEE sumarán un total de 21 trenes. Además, calculan que con la puesta en marcha del Taller Lacarra mejorará sustancialmente el mantenimiento y la disponibilidad de la flota.

Comentarios