Ayer por la noche, sobre el final del servicio, una formación Fiat Materfer sufrió un descalce en el ingreso al Taller Lacarra, inaugurado la semana pasada. La unidad no sufrió daños y pudo ser encarrilada sin mayores inconvenientes. El lugar sigue en obra.

La formación “N” de la línea E, un Fiat Materfer, sufrió un descalce el miércoles por la noche, al finalizar el horario del servicio.

Al momento de producirse el incidente el tren se encontraba fuera de servicio y sin pasajeros, transitando por el ingreso al Taller Lacarra, cuya primera etapa fue inaugurada la semana pasada. En el sitio continúan las obras, por lo que algunas maniobras pueden llegar a verse afectadas.

La formación no sufrió mayores daños y pudo ser encarrilada sin inconvenientes por personal de Metrovías, no registrándose ninguna afectación al servicio.

Cabe recordar que el año pasado, antes de la inauguración del taller, ocurrió un incidente que involucró la caída de unos 200 metros de catenarias en el túnel que vincula esas instalaciones con la línea E.

Comentarios