Se completó la renovación de vías de un tramo de 7 km entre José León Suárez y Bancalari del ramal Retiro - Rosario de la línea Mitre. Esto beneficia a los trenes de cargas, de pasajeros de larga distancia y suburbanos a Zárate. La obra es parte de la renovación integral del ramal a Rosario iniciada en 2013. A pesar de la inversión estatal, el ramal continúa administrado por un concesionario privado.

Trenes Argentinos Infraestructura informó que ya se ha completado la renovación de vías entre las estaciones José León Suárez y Bancalari, en el ramal Retiro – Rosario de la línea Mitre.

Los trabajos implicaron la renovación total de la infraestructura de vías a lo largo de 7 km de vía doble (14 en total), en un ramal que es utilizado tanto por los servicios suburbanos diésel Villa Ballester – Zárate como por los trenes de larga distancia a Rosario, Córdoba y Tucumán, así también como por trenes de cargas.

Las obras consistieron en el tendido de nuevos rieles soldados con fijaciones elásticas sobre durmientes de hormigón incluyendo tres puentes y ocho alcantarillas, consignó ADIF en un comunicado.

La renovación del tramo es parte de la obra de modernización del ramal Retiro – Rosario, que fue lanzada en 2013 por la ADIF y cuyas primeras etapas estuvieron listas para 2015. Los trabajos se frenaron entre fines de 2015 y principios de 2016 por falta de pago y conflictos con las constructoras, que fueron solucionándose paulatinamente. Según ADIF, la obra ya está terminada “casi en su totalidad”.

La empresa estatal, a su vez, confirmó que ya se cambiaron 24 mil durmientes fisurados de los 36.500 que habían sido detectados en 2015. Las piezas dañadas habían sido provistas por la empresa Dhasa, a la que se le rescindió el contrato durante el anterior gobierno. De acuerdo con un informe del INTI, la falla se produjo por “deficiencias en la calidad del hormigón y en su proceso de curado”.

La infraestructura, a pesar de haber sido renovada íntegramente por el Estado, continúa siendo administrada “en exclusiva” en el marco de una concesión integral por el operador privado Nuevo Central Argentino. Esta empresa, que fue cuestionada meses atrás por el presidente de Trenes Argentinos Operaciones por su escasa disposición a colaborar con los trenes de pasajeros, tiene contrato hasta 2022. Sin embargo, el Gobierno dispuso que su concesión pueda ser prorrogada hasta por hasta diez años más. Esto retrasaría, en los hechos, la entrada en vigencia del sistema “open access”.

Comentarios