El viernes pasado fue inaugurada la renovada estación Florida del Belgrano Norte. Con esta, son ocho las estaciones que cuentan con andenes elevados definitivos. Retoman los trabajos en Polvorines y Del Viso. Las inversiones son realizadas por el Estado a pesar de que la línea está concesionada a privados.

El pasado viernes fue inaugurada la renovada estación Florida de la línea Belgrano Norte. Con su habilitación, son ocho las estaciones cuyos andenes definitivos elevados ya fueron inaugrados.

Según explicó Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF), en la estación se “realizó la elevación de andenes para que estén al mismo nivel de las formaciones y evitar el uso de escaleras”, “se construyeron nuevos accesos, rampas, boleterías, baños y escaleras” y “se instalaron cámaras de seguridad, sistemas de audio, luces LED, molinetes SUBE, cartelería, y cerramientos perimetrales”, entre otras intervenciones.

Además de la citada Florida, ya fueron habilitados andenes elevados en las estaciones Retiro Belgrano, Ciudad Universitaria, Aristóbulo del Valle, Carapachay, Boulogne, Don Torcuato y Villa Rosa.

A su vez, recientemente fueron retomados los trabajos en la estación Los Polvorines (a cargo de la misma contratista que Florida) y se reiniciaron las obras en la estación Del Viso, que estaban paralizadas debido a que se había rescindido el contrato de la constructora original, lo que obligó a que fueran relicitadas. En esta misma situación se hallaban las estaciones Grand Bourg, Tierras Altas, Tortuguitas y Alberti.

El resto de las estaciones (Saldías, Padilla, Munro, Villa Adelina, Montes, Sourdeaux, Villa de Mayo y Pablo Nogués) aún operan con andenes provisorios a la espera del avance de los trabajos.

Párrafo aparte merece Panamericana, la “estación fantasma” construida con andenes bajos -aunque el proyecto original preveía ejecutarla con andenes elevados- cuyo futuro ha quedado en la nebulosa luego de la caída del oscuro proyecto inmobiliario Pilar Parking, tras descubrirse sus vinculaciones con lavado de dinero proveniente del narcotráfico. ADIF llegó a licitar su reforma y elevación en 2017 (fue asignada a Herso en conjunto con Villa Rosa), pero el contrato fue rescindido y no volvió a ser licitada.

Todas estas obras de mejoramiento de la infraestructura del Belgrano Norte, cabe recordar, son ejecutadas por el Estado a pesar de que la línea se encuentra concesionada integralmente a Ferrovías, un operador privado cuyo contrato venció en 2017, pero cuya continuidad fue sucesivamente prorrogada tanto por el gobierno anterior como por el actual, que a fines de marzo pasado lo extendió por otros 18 meses.

La semana pasada, el Ministerio de Transporte confirmó que mantiene en pie la licitación lanzada por el gobierno anterior para concesionar la línea por 15 años más, aunque incorporará modificaciones a los pliegos para adecuarlos a la normativa vigente (que no permite las concesiones integrales) y rebajará las exigencias de inversiones a los eventuales futuros operadores.

Comentarios