Subterráneos de Buenos Aires y SOFSE trabajan en un proyecto para poner en marcha trenes Siemens reformados, de 85 años de antigüedad, en el Tren de la Costa. La incorporación de las veteranas formaciones permitiría realizar las reparaciones generales de las duplas CAF, que están excedidas de kilometraje. Así, los Siemens, inactivos desde 2016 cuando fueron jubilados de la línea H, volverían a ser el material rodante más antiguo del país en servicio comercial.

Trenes Argentinos Operaciones y Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) están delineando un plan con vistas a incorporar una veterana formación Siemens-Schuckert O&K reformada al Tren de la Costa.

Según confirmaron voceros de SBASE a enelSubte, ambas empresas “están evaluando la viabilidad del proyecto desde el punto de vista técnico”.

En función de esto, Trenes Argentinos lanzó recientemente una licitación para trasladar una tripla de coches Siemens desde su actual ubicación en el Depósito Magaldi (el galpón que SBASE le alquila al Grupo Clarín) hasta los talleres del Tren de la Costa en Canal San Fernando.

Si bien en principio los Siemens son compatibles con el Tren de la Costa por trocha (media, de 1435 mm) y por tensión (1500 Vcc), deberían realizarse pruebas para verificar el comportamiento de las formaciones en la línea. Uno de los problemas a sortear es la altura, ya que los Siemens están preparados para andenes altos y no para plataformas bajas como las de la línea a Delta.

La eventual incorporación de estos trenes de 85 años de antigüedad permitiría retirar de servicio algunas de las duplas CAF del Tren de la Costa para realizarles la correspondiente reparación general. Es que según fuentes de la línea están “ampliamente excedidas de kilometraje”, pero no pueden ser retiradas sin resentir gravemente el servicio. Cabe recordar que la línea a Delta opera actualmente con una frecuencia de 30 minutos.

Los trenes Siemens-Schuckert O&K fueron originalmente encargados por la Compañía Hispano Argentina de Obras Públicas y Finanzas (CHADOPyF) en los años 30. La mayoría de las unidades fueron fabricadas en Alemania en los años 30 y 40, aunque algunas pocas son de industria nacional y datan de la década del 50. Si bien desarrollaron la mayor parte de su carrera en el Subte en las líneas C, D y E, también circularon en la línea H (2007-2016), hasta su reemplazo por los actuales Alstom 300, y en la línea A (2013-2015).

Un total de 45 coches fueron modernizados entre fines de la década pasada y comienzos de esta por las firmas Emepa y Alstom Argentina. Se trata de una reforma encarada en tiempos de Ricardo Jaime al frente de la Secretaría de Transporte, que fue luego continuada por el Gobierno de la Ciudad. Todos los coches de este tipo permanecen fuera de servicio desde mediados de 2016, aunque aún no han sido dados de baja por SBASE.

De concretarse la transferencia, sería la primera vez que material del Subte pase a prestar servicio en ferrocarriles. A su vez, su vuelta a la actividad los convertiría nuevamente en los coches eléctricos en servicio comercial más antiguos del país, un título que actualmente ostentan los Mitsubishi de la línea B, paradójicamente sustituyendo a tranvías de 23 años de antigüedad.

Comentarios