SBASE postergó para principios de 2019 la inauguración de las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro de la línea E. El año pasado las habían prometido para 2018. Restan ejecutar obras eléctricas, ventilación, tendido de catenarias y talleres, entre otras.

La extensión de la línea E a Retiro suma un nuevo retraso y demorará otros dos añosen inaugurarse. A través de su perfil oficial en la red social Twitter, Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) informó que la apertura de las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro está prevista para fines de 2019.

En la mañana de este jueves, representantes del área de Prensa de SBASE se comunicaron con este medio para aclarar que esa información se publicó en Twitter por “un error interno” y confirmaron que la fecha oficial prometida es “el primer trimestre de 2019”.

La habilitación de este tramo fue varias veces reprogramada: en 2015 se había anunciado que abriría en 2017, pero en julio del año pasado la empresa estatal estimó que la obra estaría finalizada hacia mediados de 2018.

La obra civil del tramo Bolívar – Retiro fue ejecutada a paso lento por la constructora Benito Roggio y, paralizaciones de por medio, fue finalizada por el anterior gobierno nacional. A los pocos días del cambio de gobierno, en diciembre de 2015, la obra fue transferida a la Ciudad, que reclamaba su traspaso desde largo tiempo atrás.

Pese a que las estaciones y túneles ya estaban terminadas, restan encarar varias obras indispensables para que los túneles puedan ser utilizados: la colocación de 4700 metros de vías (que finalizó a mediados del año pasado), la ventilación forzada, el tendido de catenarias (que será rígida, como la de la línea B), el señalamiento y la construcción de dos subestaciones eléctricas (Correo Central y Lacarra), además de la finalización de la cochera Lacarra, entre otras obras de menor cuantía.

De hecho, continúan realizándose contrataciones para obras complementarias: en el día de ayer, SBASE publicó el llamado a la licitación 202/16 relativa a la provisión e instalación de un “sistema SCADA” para las tres nuevas estaciones y el Taller Lacarra.

Cabe recordar que, aunque la obra estuviera terminada, actualmente el Subte no cuenta con el material rodante necesario para inaugurarla dada la alicaída situación de la flota de la línea. La situación podría mejorar en el mediano plazo, cuando la línea D comience a recibir coches Alstom cero kilómetro, deshaciéndose de los Fiat Materfer, que recalarían en su totalidad en la E. Tres formaciones de ese modelo han sido transferidas recientemente esta línea.

Junto con las estaciones Sáenz y Facultad de Derecho, la ampliación de la línea E es la única obra de ampliación del Subte actualmente en ejecución en la Ciudad de Buenos Aires. La terminación de estas tres obras es la prioridad declarada del ministro Franco Moccia, actual hombre fuerte de SBASE.

Esta nota fue enmendada con posterioridad a su publicación. Subterráneos de Buenos Aires atribuyó a “un error interno” la fecha informada en Twitter, corrigió su versión y ahora afirma que la extensión se inaugurará “en el primer trimestre de 2019”.

Comentarios