La línea C estuvo interrumpida por una medida de fuerza gremial

Gremialistas denunciaron que las instalaciones provisorias armadas en San Juan (baños químicos, vestuario y sala) no cumplen con condiciones mínimas de seguridad e higiene. Cerca de las 16 se normalizó el servicio entre Independencia y Retiro. Metrovías se comprometió a mejorar las instalaciones en San Juan.

sala-san-juan

La sala provisoria de la estación San Juan

La línea C del Subte dejó de prestar servicio en la tarde de este miércoles debido a una medida de fuerza decidida por la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP). La protesta continúa en las primeras horas de este jueves.

La paralización, calficada como “sorpresiva” por Metrovías, se debe a “la falta de condiciones de higiene y seguridad mínimas” que los metrodelegados denuncian en la línea C.

Al clausurarse la estación Constitución hasta fines de febrero próximo, las instalaciones habitualmente utilizadas por el personal (vestuarios, baños) debieron ser cerradas. En reemplazo, se montaron baños químicos y se construyó un cuarto provisorio, que oficia como vestuario y sala, en uno de los andenes de la estación San Juan.

De acuerdo con los trabajadores, estas instalaciones no reúnen las condiciones adecuadas y no se corresponden con lo que Metrovías habría prometido.

La empresa operadora, por su parte, acusó a los delegados de “negarse a cumplir su horario de trabajo”. Según Metrovías, los gremialistas habrían demandado reducir el horario de servicio de la línea C y rebajar el número de formaciones operativas mientras dure el diagrama de emergencia.

En un comunicado, el gremio rechazó esa acusación en duros términos. “Desmentimos enfáticamente que el reclamo esté relacionado con un pedido de reducción de la jornada o de mayor cantidad de tiempo de descanso”, expresaron.

Desde el pasado lunes la estación Constitución del Subte se encuentra cerrada por obras. Tanto ese día como el martes se prestó servicio limitado entre Avenida de Mayo y Retiro. Desde ayer miércoles la línea circulaba entre Independencia y Retiro y entre Retiro y San Juan.

Finalmente, alrededor de las 16 horas del jueves, la medida de fuerza fue levantada, alcanzándose un acuerdo entre Metrovías y el gremio. Se construirá un nuevo vestuario y se traslada momentáneamente la cabecera de todos los servicios a Independencia, prestándose servicio entre esta última y Retiro con frecuencia de entre 5 y 7 minutos.

Comentarios