Metrovías operará las líneas Mitre y San Martín

El Gobierno Nacional disolvió las UGO y asignó la prestación de los servicios de las líneas Mitre y San Martín a "Corredores Ferroviarios", empresa perteneciente a Roggio. Ferrovías, en tanto, operará el Roca y el Belgrano Sur. Al igual que ocurrió en el Subte, se descarta la operación estatal para asignarla "a dedo" a privados.

Metrovías comenzará a operar en solitario las líneas Mitre y San Martín de los ferrocarriles metropolitanos. Una nueva sociedad, Corredores Ferroviarios, perteneciente al grupo Roggio, será la encargada del gerenciamiento del servicio de ambas líneas por un plazo de 24 meses. Así se desprende de los nuevos contratos de operación revelados hoy por el Ministerio del Interior y Transporte, quien dio fin de esta manera al esquema de operadoras de emergencia vigente. Según informa el matutino Página 12, la negociación de los nuevos contratos fue “extensa y dura” y pudo recién concretarse el lunes por la tarde. 

UGOFE operaba desde 2005 el San Martín y desde 2007 el Roca y el Belgrano Sur, luego de la quita de concesión de dichas líneas a Metropolitano, del grupo Taselli, mientras que UGOMS operaba desde 2012 las líneas Mitre y Sarmiento, que se encontraban a cargo de TBA, del grupo Cirigliano. El manejo de esta última línea le fue retirado en 2013, cuando pasó a ser operada por SOFSE.

Las líneas Roca y Belgrano Sur serán operadas por Argentren, una sociedad controlada por Ferrovías, del grupo Emepa.

De acuerdo con el Gobierno, la retribución mensual a las compañías por gerenciar el servicio se compondrá de un monto fijo y uno variable atado al cumplimiento del servicio, la recaudación de boletería y los ingresos por explotación comercial.

La decisión supone un sinceramiento de la situación vigente, puesto que desde la salida de TBA Roggio y Emepa se habían repartido extraoficialmente la responsabilidad sobre las líneas. Al igual que en el caso del GCBA con el Subte, el San Martín y el Mitre son entregados a Metrovías por arbitrio administrativo, sin dar lugar a una nueva licitación que justifique la idoneidad del privado o explicar por qué no se considera que el Estado esté en condiciones de asumir directamente el servicio.

Comentarios