El Jefe de Gabinete porteño negó que los Nagoya 5000 comprados para la línea C sean de 1980, como efectivamente lo son. Aseguró que "con la plata que compras un vagón nuevo compras tres o cuatro usados".

En una entrevista radial brindada esta mañana el Jefe de Gabinete del GCBA y precandidato a Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta desmintió que los coches Nagoya 5000 comprados por la Ciudad para la línea C sean de 1980, como efectivamente lo son. De hecho, las unidades que no fueron compradas por SBASE fueron chatarreadas en Japón.

En diálogo con el periodista Daniel Tognetti, quien lo consultó por las recientes declaraciones del ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo, quien apuntó que la Ciudad había comprado material de 35 años de antigüedad para el Subte, Larreta expresó que “no son de 1980”.

“¿Es cierto que están comprando coches de 1980?” preguntó Tognetti. “No, coches que estemos comprando no. Que hay coches en funcionamiento de 1980, sí”. Ante la repregunta del periodista el ministro coordinador porteño se defendió: “Yo creo que lo mejor es que vayamos a verlos… son todos coches remodelados con aire acondicionado… no son de 1980, pero también estamos comprando coches nuevos como los de la línea A, que son cero kilómetro”.

Rodríguez Larreta defendió la compra de material usado en general, al afirmar que “todos los vagones (sic) que estamos comprando, tanto nuevos como usados vienen con aire acondicionado. Hay vagones españoles que tendrán 10, 15 años de antigüedad, que para un vagón de subte está perfecto […] reemplazando vagones que tienen 100 años es una mejora enorme” y justificó: Con la plata que comprás uno nuevo comprás tres o cuatro usados. Para la gente es mucho mejor eso y están en perfecto estado, todos con aire acondicionado”.

Lo cierto es que en el caso puntual de los Nagoya 5000, que costaron 556 mil dólares por unidad, equivalen a poco menos de la mitad que un CSR cero kilómetro de la línea Roca (1,1 millón de dólares por coche).

Es decir, un CSR cero kilómetro equivale a dos Nagoyas con 35 años de uso y no a tres o cuatro como aseguró Rodríguez Larreta. La primera partida de estos CSR arribó a nuestro país en el mismo barco que los coches japoneses para el Subte. La frase tampoco es válida para la compra de coches usados al Metro de Madrid para la línea B —el otro ejemplo citado por Larreta—, ya que la realización de obras y trabajos de adaptación eleva el precio de cada coche a un número que se aproxima al de material cero kilómetro.

Si bien es cierto que los trenes CNR que entraron en servicio en la línea A en 2013 —un lote adquirido por el gobierno nacional— reemplazaron a la centenaria flota La Brugeoise, ni los polémicos coches usados españoles CAF para la línea B ni los Nagoya para la C relevan material de esa antigüedad.

Omite Larreta, finalmente, que el propio GCBA se encuentra poniendo en servicio coches de 80 años de antigüedad. La flota Siemens, remozada en talleres de Emepa, logra que Buenos Aires conserve el récord que tenía con los Brugeoise: la flota en servicio comercial más antigua del mundo.

Comentarios