Una dupla de coches CAF 6000 fue víctima de un ataque grafitero y vandalizada. El hecho tuvo lugar en la estación Los Incas y hasta el momento no se ha dado con los responsables. Los trabajadores cuestionan que la limpieza del tren se haya realizado en un lugar "sin ventilación" y con falta de elementos de protección para los operarios.

Una formación CAF 6000 de la línea B fue víctima recientemente de un ataque grafitero.

Un número indeterminado de grafiteros realizó pintadas de grandes dimensiones (“wholecar” en la jerga grafitera), llegando a cubrir casi totalmente una dupla (dos coches) de la formación. El hecho tuvo lugar en la estación Los Incas, fuera del horario de operación.

Los coches afectados fueron limpiados durante la noche y regresaron a servicio prontamente. Cabe recordar que este tipo de actos vandálicos suele obligar a retirar coches, lo cual impacta negativamente en la frecuencia.

Desde la Secretaría de Salud Laboral de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) afirmaron que la limpieza de la formación se llevó a cabo “en un lugar no permitido por la falta de ventilación, sin protectores visuales y utilizando personal no capacitado para realizar trabajos con productos químicos”.

Cabe destacar que luego del pico de vandalismo de 2012 y tras el inicio de las tareas de limpieza exterior de las formaciones, sumadas al endurecimiento de las persecuciones contra los grafiteros -lo que llevó a numerosas detenciones y allanamientos-, la ola de actos vandálicos contra coches e instalaciones de la red se había reducido considerablemente, aunque hubieron ataques esporádicos.

Fotografía gentileza de @chinot2271

Comentarios