El ministro de Turismo, Matías Lammens, retomó la idea de construir una línea de tranvías al Aeroparque que había presentado en la campaña porteña. El proyecto, que debería ser conversado con la Ciudad y los ministerios de Obras Públicas y Transporte, apunta a mejorar la conectividad de la terminal aérea, que carece de accesos mediante transporte público masivo guiado.

El ministro de Turismo de la Nación, Matías Lammens, retomó días atrás en una entrevista radial la idea de construir una línea de tranvías al Aeroparque Jorge Newbery.

Lammens consideró “importante conectar Aeroparque con el resto de la Ciudad” y explicó que la propuesta debería ser conversada “con el Gobierno porteño”, así como con los ministerios de Obras Públicas y Transporte.

El proyecto es prácticamente el mismo que había delineado Lammens en su campaña para Jefe de Gobierno porteño, que contemplaba la construcción de una línea tranviaria entre Plaza Italia y el Aeroparque, y que tentativamente discurriría por el eje de la avenida Sarmiento.

Tal como recordaba enelSubte, esa traza resultaría muy similar a la que actualmente realiza la línea 37 de colectivos (ramal 4), casualmente surgida en los años 80 para competir con el “Subtebus”, el servicio de colectivos de acercamiento al Subte de SBASE que operaba entre Palermo y Ciudad Universitaria.

Desde el Ministerio de Turismo, sin embargo, le bajaron el tono a la propuesta y aseguraron que se trata sólo de una “idea” y no de un “anuncio”, tal como fue publicado por varios medios.

La iniciativa, desde ya, requiere una discusión más profunda y la elaboración de estudios que hasta el momento no se han realizado. Estos, por ejemplo, permitirían determinar si la cabecera más adecuada es Plaza Italia y no, por ejemplo, Palermo, donde además de la línea D converge la línea San Martín, que conecta con el Aeropuerto de El Palomar.

La iniciativa apunta a mejorar la conectividad del Aeroparque, quetal como recordaba este medio en un informe publicado el año pasadono cuenta con ningún acceso mediante transporte público masivo guiado. El proyecto más serio hasta la fecha, que contemplaba la construcción de una estación de la línea Belgrano Norte en sus inmediaciones, fue dejado de lado en 2015 tras las objeciones presentadas por la ANAC, AUSA y la Fuerza Aérea.

La terminal aérea porteña no es la única en esta situación. En la región, el Aeropuerto Internacional de Ezeiza tampoco tiene acceso mediante ferrocarril, a pesar de que la línea Roca pasa a pocos kilómetros y podría llegar con relativas bajas inversiones, y cuenta recién desde mediados de 2018 con una línea de colectivos rápidos al centro. Sólo el mencionado Aeropuerto de El Palomar, que es el que menor volumen de pasajeros tiene, cuenta con una estación en sus inmediaciones. La parada ferroviaria data de antes de que la terminal fuera habilitada para vuelos comerciales regulares.

Comentarios