Los trenes colapsados en el Sarmiento gatillaron una polémica entre el presidente de SOFSE, Martín Marinucci, y el líder sindical del Sarmiento, Rubén "Pollo" Sobrero. Desde la empresa aseguran que, al margen de la situación particular de esa línea, reforzaron los colectivos e implementaron servicios de emergencia en zonas de alta demanda. El Roca circula con horario normal, mientras que el resto lo hace con un diagrama especial.

Las imágenes de la línea Sarmiento que trascendieron el pasado miércoles, con trenes abarrotados de pasajeros en medio de la vigencia del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) encendieron luces de alarma en Trenes Argentinos Operaciones.

Es que mientras desde el Gobierno se apunta a desalentar los traslados en transporte público y se insta al distanciamento social, indicándose que sólo pueden viajar pasajeros sentados, la reactivación de algunas actividades económicas (bajo el régimen de “cuarentena administrada”) y de sectores laborales informales han llevado a un incremento del uso del transporte en los últimos días.

En el caso particular de la línea Sarmiento, a esto se sumó una polémica con los gremialistas de esa línea. El presidente de SOFSE, Martín Marinucci, aseguró que la situación observada el miércoles se debió a que circularon menos formaciones (10 de 17) debido a una disputa con parte de los guardas (que responden al sector disidente que conduce Rubén “Pollo” Sobrero), quienes habrían desconocido un acuerdo firmado entre la empresa y la Unión Ferroviaria.

Sobrero, por su parte, aseguró que se está trabajando “con guardias mínimas” y contradijo a Marinucci: “Nunca nos hemos negado a poner servicios. Si nos piden 15 trenes, sacamos 15, no diez”. “Los trenes y los trabajadores están a disposición. Si los directivos desconocen la operatividad, cómo funciona el ferrocarril, y no utilizan los recursos disponibles de forma eficiente, el problema no son los trabajadores sino su incapacidad“, apuntó el sindicalista.

El jueves por la mañana, en la presentación de la primera cámara térmica en la red de Subte, el ministro de Transporte Mario Meoni se sumó a la polémica: refiriéndose al distanciamiento social en los transportes, aseguró que “en los trenes, excepto algún hecho puntual, a veces creo que con algún grado de mala fe, sinceramente no hemos tenido inconvenientes”.

Ante la consulta de enelSubte, voceros de SOFSE explicaron que, a fin de evitar nuevas aglomeraciones de pasajeros, “se sumaron frecuencias en colectivos” que desarrollan recorridos paralelos a las líneas ferroviarias y que “ante contingencias” se implementaron servicios de emergencia con “micros de larga distancia”. Estos recorridos, por ejemplo, ya están circulando desde esta semana entre las estaciones Quilmes y Bernal y Plaza Constitución de la línea Roca.

Cabe recordar que hasta el fin de la cuarentena, los trenes circularán con un diagrama de servicios especial, que puede consultarse haciendo clic aquí. La única excepción es la línea Roca, que en función de su extensión y alta demanda continúa circulando con sus horarios habituales.

En relación al servicio de colectivos en general, la demanda se ubica “en el orden del 17% / 18%” de la de un día habitual, pero la oferta de servicios “supera el 80%”, por lo que “no debería haber ningún tipo de inconveniente” para mantener el distanciamiento social.

Comentarios