Tren Patagónico inauguró este jueves un nuevo recorrido entre Bariloche y San Antonio Oeste, que correrá durante la temporada de verano. El servicio apunta a los turistas que se dirigen a Las Grutas y se prestará con el flamante cochemotor Materfer incorporado meses atrás.

Tren Patagónico inauguró ayer el servicio San Carlos de Bariloche – San Antonio Oeste, que se prestará con un flamante cochemotor Materfer incorporado meses atrás.

El tren tiene frecuencia semanal. Partirá los jueves a las 18 de Bariloche, llegando a San Antonio Oeste el viernes a las 7:40. En sentido inverso, saldrá los domingos a las 19:15 de San Antonio Oeste, arribando a Bariloche el lunes a las 9:40.

Las tarifas serán de $1472 para no residentes en Río Negro y $1350 para quienes tengan domicilio en la provincia.

Con este nuevo servicio, Tren Patagónico apuesta a reforzar sus prestaciones durante la temporada de verano, ya que San Antonio Oeste se encuentra a unos 15 kilómetros de Las Grutas, un popular balneario y centro vacacional.

El cochemotor complementará al servicio tradicional que une Viedma y Bariloche durante todo el año. Varios de esos coches, cabe recordar, fueron remozados recientemente. Para este servicio, el Estado nacional le cedió a la empresa provincial el año pasado una partida de coches Materfer y Hitachi que eran utilizados por la ex Ferrocentral en sus servicios a Córdoba y Tucumán.

El cochemotor Materfer es una dupla (motriz-remolque) fabricada en Ferreyra, en las afueras de Córdoba. A diferencia de las unidades similares que circulan en Entre Ríos y en el Tren del Valle, cuentan con capacidad para 106 pasajeros sentados y baños. Se ofrecerán viandas a bordo. Otro de los cambios más importantes con respecto a los coches ya conocidos se dio en el aspecto mecánico: incorporaron una nueva motorización diésel-eléctrica, subsanando uno de los aspectos más cuestionados de las anteriores formaciones.

La unidad costó casi 32 millones de pesos, que fueron abonados por la provincia de Río Negro con fondos provenientes de la renegociación de contratos petroleros. Se trata de la primera formación cero kilómetro que Tren Patagónico incorpora en toda su historia.

Comentarios