Tras un tenso y prolongado conflicto gremial, la AGTSyP fue llamada a una reunión para discutir paritarias para los trabajadores del Subte. El acuerdo incluye un aumento del 25,5% interanual, una suma fija, recomposición del 3,6% y la eliminación de la cuota sindical compulsiva a favor de la UTA. También se acordó una mesa de diálogo para tratar las sanciones impuestas durante los paros y levantamientos de molinetes. El giro en la estrategia oficial llega tras la intensificación de las medidas de fuerza y la apertura de sobres de la concesión.

El Gobierno de la Ciudad y Metrovías alcanzaron este jueves un acuerdo con la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) por la paritaria del Subte, poniendo fin a más de cinco meses de un largo conflicto gremial.

El acuerdo fue alcanzado tras una reunión celebrada en la tarde del jueves en la Subsecretaría de Trabajo porteña, que fue convocada el pasado martes para desactivar el paro que había sido convocado para el miércoles.

De la reunión participaron, además de las autoridades de Trabajo, representantes de Metrovías, Subterráneos de Buenos Aires, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la AGTSyP.

El acuerdo firmado implica un incremento salarial del 25,5% interanual, más una recomposición del 3,6% y una suma fija de $4000. En el caso de los afiliados a la AGTSyP, se elimina la cuota sindical compulsiva que se descontaba a favor de la UTA. Adicionalmente se acordaron: una nueva convocatoria tras la difusión del índice de precios al consumidor de septiembre próximo y la creación de una mesa de diálogo con Metrovías para evaluar las sanciones impuestas durante el conflicto gremial.

El nuevo acuerdo, sin embargo, fue cuestionado por el sector de los gremialistas que se oponen a la conducción liderada por Roberto Pianelli y Néstor Segovia. En un artículo aparecido en La Izquierda Diario, acusaron al secretariado de acceder a estas condiciones “de espaldas a los trabajadores y sin mandato de asamblea”.

Se trata de la primera reunión por negociación salarial a la que son convocados los metrodelegados luego de que en abril pasado se acordara -únicamente con la UTA- un incremento salarial de 15,2%. Durante los meses siguientes, los gremialistas de AGTSyP mantuvieron un prolongado y a menudo tenso conflicto con las autoridades. Incluso un fallo judicial le ordenó al gobierno reabrir las negociaciones, pero éste fue apelado.

Tras la intensificación de las medidas de fuerza de las últimas semanas ,y la apertura de sobres de la licitación para seleccionar al nuevo operador del Subte por los próximos 15 años, las autoridades dieron un giro en su estrategia, habilitando la participación de los metrodelegados en las reuniones.

Comentarios