En la noche del 19 de agosto de 1968 dos trenes CAF-GEE chocaron de frente entre sí entre las estaciones Plaza Italia y Palermo. Ambos conductores murieron: uno en el acto y otro tres días más tarde. Es el segundo accidente más grave que ocurrió en la línea D, luego del de Plaza Italia de 1985, donde perdieron la vida cuatro personas.

En la noche del lunes 19 de agosto de 1968 un terrible accidente enlutó al Subte y dejó un saldo de dos muertos.

Una formación CAF – General Eléctrica Española descarriló en el túnel entre las estaciones Plaza Italia y Palermo y colisionó contra otro tren que se desplazaba en sentido contrario.

La violencia del impacto fue tal que destruyó el cuarto delantero del coche CAF-GEE 117 (ver foto) y su conductor murió en el acto. El maquinista de la otra formación fue retirado con vida de entre los hierros retorcidos por personal de Bomberos, pero falleció apenas tres días después, gravemente herido.

El accidente, en la portada de Clarín del día siguiente. El conductor de la segunda formación aún luchaba por su vida.

Los CAF-GEE eran aquel entonces el material rodante más moderno y veloz del Subte. Habían comenzado a funcionar apenas dos años antes en la línea E, donde sirvieron como coches inaugurales para las extensiones a Bolívar y Avenida La Plata, para ser luego transferidos a la “D”.

El coche 117, severamente dañado, nunca fue reparado. De acuerdo con el inventario de material rodante del llamado a licitación para la concesión del “Grupo de Servicios 3”, que data de 1992, figuraba su “baja en trámite”. En posteriores inventarios a los que tuvo acceso este medio el coche no se encuentra listado, por lo que se presume que fue desguazado.

No fue el único accidente protagonizado por estos trenes: apenas meses más tarde, en enero de 1969, colisionaron en cercanías de la estación Plaza Italia los coches UM 26 y 118 (ver video). A diferencia del anterior, en esta ocasión no hubo que lamentar fallecidos -aunque sí 15 heridos- y los coches sólo tuvieron daños menores. Fueron reparados y aún hasta el día de hoy circulan en la línea E.

La línea D fue especialmente propensa a los accidentes durante largos años. También en Plaza Italia, pero años más tarde, ocurrió otro trágico accidente: el 26 de marzo de 1985 un flamante tren Fiat Materfer descarriló y chocó contra la pared del túnel, dejando un saldo de cuatro muertos.

Otros siniestros ocurrieron en enero de 1975, cuando dos trenes chocaron entre Facultad de Medicina y Pueyrredón, dejando cuatro heridos. Ese mismo sector fue escenario de otro impacto entre dos formaciones el 5 de septiembre de 1995, ocasionando más de 60 heridos. En la mañana del 7 de abril de 1999, en tanto, un Nagoya embistió a un Fiat Materfer en el andén de Palermo, dejando 18 heridos leves.

Comentarios