Confirmaron que la extensión Bolívar - Retiro de la línea E será inaugurada en mayo del año próximo. Trabajan en el tendido de catenarias, en la instalación del señalamiento y en la colocación de escaleras mecánicas y ascensores, algunas de las cuales ya están operativas. Se incorporarán 63 mil nuevos pasajeros a la línea.

El Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, visitó las obras de la extensión de la línea E entre Bolívar y Retiro. En la recorrida también estuvieron el vicejefe Diego Santilli, el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, y el presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Eduardo de Montmollin.

Las autoridades confirmaron que las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro se inaugurarán el próximo 25 de mayo, tal como se había indicado meses atrás.

Soportes para catenaria rígida, en el nuevo túnel de la línea.

Si bien la obra civil de túneles y estaciones estaba finalizada desde 2015, numerosas obras complementarias indispensables para la prestación del servicio están todavía en ejecución. Entre ellas, la instalación de nueve ascensores y 24 escaleras mecánicas, algunas de las cuales ya están operativas.

También se está trabajando en la colocación de las catenarias (rígidas, similares a las de la línea B) y en la instalación del señalamiento, que está a cargo de la empresa Alstom. El tendido de vías, en tanto, finalizó a mediados de 2016.

El tramo implica una extensión de unos dos kilómetros. Se estima que las estaciones aportarán un caudal de unos 63.000 pasajeros a los 107 mil diarios que ya transporta la línea E, la menos utilizada de la red, por debajo de la línea H.

Para hacer frente a este aumento de la demanda y con vistas a alcanzar una frecuencia de tres minutos y medio en hora pico, SBASE apuesta en el corto plazo a incorporar más trenes Fiat Materfer y a sumar un coche por formación, para que todos los trenes de este modelo pasen a tener de cuatro a cinco unidades.

A largo plazo, la intención es que la línea E reciba trenes con aire acondicionado: los Nagoya 5000 de la línea C y algunos CNR, que se complementarían con los Fiat Materfer. Esto sería posible únicamente en el caso de que prospere la licitación para adquirir nuevos trenes para la línea C, anticipada por este medio días atrás, y de que se repotencien las subestaciones de la línea E.

Comentarios