El Ministerio de Ambiente y Espacio Público trabaja en un proyecto de mejora del entorno de Primera Junta. Entre otras medidas, demolerán el histórico acceso original a la estación y lo reemplazarán por uno vidriado similar al de Constitución.

El Gobierno de la Ciudad alista un proyecto para reformar el entorno de Primera Junta, en el barrio porteño de Caballito, que incluirá la construcción de un nuevo acceso a la estación homónima de la línea A.

La glorieta funcionaba como terminal del tranvía 1 (actual línea 1 de colectivos).

El plan, en el que está trabajando el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, contempla el ensanche de las veredas del Mercado del Progreso, la reforma de la plaza y la construcción de un nuevo acceso vidriado a la estación de Subte.

Esta nueva entrada vidriada reemplazaría a la centenaria glorieta que cubre los accesos de la estación -Primera Junta es, de hecho, una de las pocas estaciones cuyas entradas están techadas-, que sería demolida. Esa suerte de losa fue construida en los años 20 por la Compañía Anglo Argentina para ser utilizada como parada de tranvías.

Render del nuevo acceso, sobre la Plaza Primera Junta (GCBA).

El nuevo acceso proyectado, aunque de menores dimensiones, sigue la línea inaugurada por el “Centro de Trasbordo Constitución”, una obra que fue muy cuestionada en su momento por sus severos errores de diseño. Ambas, cabe recordar, fueron planificadas por Ambiente y Espacio Público sin intervención de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE). Desde la empresa estatal declinaron responder consultas de este medio al respecto.

Las obras de mejora del entorno se completarán con el ensanche de la avenida Rivadavia entre Nicolás Repetto y Federico García Lorca, que se realizará gracias al achicamiento de la rampa que comunica la línea A con la superficie. La licitación para esta obra fue lanzada en enero pasado.

Vista del acceso (circa años 40).

En Madrid, al revés

A diferencia de lo que se plantea en Primera Junta, a mediados del año pasado el Metro de Madrid anunció que emplazaría una réplica del acceso original de la estación Gran Vía, que fue desmontado en 1970. La reconstrucción de ese acceso, actualmente en ejecución, se realiza de cara al centenario de la red de la capital española, que se celebra este año.

Cabe destacar que ese “templete” de granito, si bien fue retirado en los años 70, no fue demolido, sino trasladado a O Porriño, en Galicia, ciudad natal de Antonio Palacios, prolífico arquitecto español que diseñó las estaciones originales del Metro de Madrid y hasta su logotipo romboidal, que es base del actual.

El acceso original de Gran Vía (izq.) y la réplica que se colocará en su lugar (der.)

Esta nota fue enmendada con posterioridad a su publicación debido a que se consignó erróneamente que la estación Primera Junta era Monumento Histórico Nacional.

Comentarios