Proyectan que las cifras de toneladas transportadas en el primer semestre serán récord a pesar de la caída de actividad por la pandemia. Trenes Argentinos Cargas espera un incremento del 26% con respecto al primer semestre del año pasado. La empresa estatal firmó acuerdos con las concesionarias NCA y FEPSA, que también batió récords.

A pesar de la caída de actividad por la pandemia, las autoridades nacionales esperan que el transporte de cargas por ferrocarril marque un récord en el primer semestre de este año, que está a punto de cerrar.

El crecimiento estaría particularmente impulsado por la estatal Trenes Argentinos Cargas, que administra los servicios de las líneas Belgrano, San Martín y Urquiza. Según el presidente de la empresa, Daniel Vispo, se espera cerrar el semestre con un incremento del 26% interanual.

Tal como informó entonces enelSubte, la tendencia al alza ya había podido verse en el primer cuatrimestre, cuando se registró un incremento del 23% en la cantidad de toneladas transportadas, diferencia que se incrementó hasta el 25% incluyendo el mes de mayo, con 2,2 millones de toneladas acumuladas en los primeros cinco meses del año.

Las cifras incluyen récords en el transporte de productos tales como cereales, azúcar o carbón de coque. A esto contribuyó, decisivamente, la decisión de declarar al transporte ferroviario de cargas como actividad esencial.

Vispo se mostró optimista con las proyecciones para el resto del año, asegurando que se espera cerrar este 2020 con cifras por encima de las 6 millones de toneladas transportadas, superando las 5,3 millones que la empresa movilizó en 2019.

Sin embargo, Trenes Argentinos Cargas no es la única que experimentó este crecimiento en los primeros meses del año: por caso, la concesionaria privada Ferroexpreso Pampeano registró en mayo pasado un récord histórico de 410 mil toneladas transportadas hacia el puerto de Ingeniero White, fundamentalmente cereales y oleaginosas.

La empresa se vio beneficiada por una circunstancia imprevista: la salida de productos agropecuarios por el puerto de Ing. White se incrementó producto de la bajante del río Paraná, lo que obligó a bajar la carga despachada por el puerto de Rosario. Con esto, la participación del ferrocarril en los puertos de la región “alcanzó el 35% promedio, llegando al 40% de participación con el maíz”, según destacó un informe del diario bahiense La Nueva Provincia.

En este sentido, cabe recordar que Trenes Argentinos Cargas firmó convenios con las privadas Ferroexpreso Pampeano y con Nuevo Central Argentino (NCA) para “transportar importantes volúmenes de cereal sobre vías concesionadas con locomotoras y vagones propios”. Estos acuerdos le permiten a la empresa estatal acceder con sus propios trenes de trocha ancha (línea San Martín) a los puertos de Rosario e Ingeniero White, incrementando “el tráfico habitual en unas 100.000 toneladas mensuales”.

Comentarios