Ya circula en la línea B el primer CAF 6000 con asientos lateralizados. La nueva distribución permite llevar más pasajeros parados y subsana uno de los problemas más graves de los trenes de cara a la experiencia del usuario. El cambio forma parte de las modificaciones que Metrovías propuso para la nueva concesión de la red.

Metrovías puso en servicio este miércoles la primera formación CAF 6000 con asientos lateralizados en la línea B.

Se trata de una modificación en la disposición de los asientos y la distribución interior de los pasamanos de los coches con cabina, que permitirá que los trenes carguen una mayor cantidad de pasajeros parados. Los asientos no han sido reemplazados por otros sino simplemente cambiados de posición.

Originalmente los asientos estaban configurados vis a vis, lo que volvía a los coches poco aptos para un servicio de alta demanda como el de la línea B, y ocasionaba numerosas quejas de los usuarios, ya fuera por la incomodidad como por no poder abordar los trenes por falta de espacio.

Cabe recordar que las duplas CAF 6000 fueron concebidas con esa distribución de asientos por pedido del Metro de Madrid, que los diseñó acorde a los requerimientos y necesidades de la línea 9 de la capital española, un servicio periférico y de baja demanda, hace más de 20 años atrás. Sólo contaban con asientos lateralizados de fábrica los coches remolque intermedios, de fabricación más reciente.

La lateralización de todas las formaciones CAF 6000 es uno de los proyectos que Metrovías presentó en la oferta de la nueva concesión de la red. De hecho, la propuesta tiene un espacio dedicado en el “centro vivencial” de la estación Federico Lacroze. No es la primera vez que la empresa innova en este sentido: se ha hecho en el Premetro (recientemente con asientos retirados de los CAF 5000) y en los años 90 en los trenes Fiat Materfer que actualmente circulan en las líneas D y E.

Comentarios