Al menos dos coches del Premetro han recibido asientos de los CAF 5000, retirados de la línea B por contener asbesto y cuyo desguace ha sido confirmado recientemente por el presidente de SBASE. Las piezas provendrían de la formación "W", apartada en el taller Mariano Acosta.

El coche Premetro 14 está siendo sometido a una profunda reparación general en el Taller Mariano Acosta. La obra había quedado paralizada en los talleres Rioro (Pérez, Santa Fe), que cerraron sus puertas el año pasado.

Si bien fuentes del taller aseguran que aún falta para que el coche vuelva a circular en la línea, ya ha recibido algunas modificaciones de importancia y hasta ha sido ploteado con el esquema alusivo a los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, que tuvieron lugar este mes. Entre esas modificaciones se encuentra un cambio en la disposición de los asientos (lateralizados) para permitir una mayor cantidad de pasajeros parados, algo que ya había sido practicado en algunas formaciones reparadas.

Asientos de CAF 5000 en otro coche del Premetro, en este caso en servicio.

Llamativamente, el coche ha recibido asientos provenientes de una de las formaciones CAF 5000 retiradas de la línea B por poseer piezas con asbesto, que fueron dadas de baja recientemente. Asientos del mismo origen ya han sido colocados en un segundo coche de Premetro que ya está en circulación.

Si bien no ha sido confirmado, es probable que los asientos sean los correspondientes a la formación “W”, compuesta por los coches M5037, M5038, M5027, M5028, M5003 y M5004, que se encuentra almacenada en el galpón de Mariano Acosta. Este tren había sido apartado de servicio en 2015 debido a numerosas fallas técnicas y desde entonces no volvió más a servicio. Según revelaron fuentes sindicales a este medio en aquel entonces, estaba siendo usada como fuente de repuestos para otras formaciones.

Tal como confirmó el presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) en una entrevista con este medio, las formaciones españolas serán desguazadas luego de apenas cinco años de uso en la red porteña.

Cabe recordar que, de acuerdo a lo informado oportunamente por SBASE, los coches CAF 5000 deben ser “desarmados por completo [para] tomar las muestras, retirar –si hubiese– las piezas contaminadas y descartarlas como residuos peligrosos“. En el proceso intervienen una empresa especializada en la manipulación de asbesto y la Agencia de Protección Ambiental (APrA). Cabe recordar que la cuestión está judicializada y que meses atrás fue objeto de una polémica entre la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) y la empresa estatal.

Los asientos, en el interior de un CAF 5000, cuando estaban en servicio en la línea B.

Comentarios