El nuevo diagrama implementado con el viaducto implicó una reducción del 30% de los servicios del Mitre ramal Tigre. La frecuencia, además, pasó de 12 a 16 minutos. El horario de funcionamiento de la línea también ha sido recortado tanto por la mañana como por la tarde. Fuertes quejas de los usuarios en las redes sociales.

Pasado el furor y la emoción por la inauguración del nuevo viaducto de la línea Mitre y la flamante estación Belgrano C, los usuarios comenzaron a notar que las condiciones de viaje del ramal Tigre, lejos de cambiar para mejor, empeoraron sustancialmente.

Es que el nuevo diagrama implementado desde el sábado 11 en coincidencia con la apertura del viaducto implica un severo recorte de servicios y peor frecuencia respecto de la que tenía el ramal Tigre hasta ahora.

El horario vigente hasta el viernes pasado, que regía desde febrero, cuando el ramal fue cortado en Núñez, ofrecía un total de 96 servicios por sentido en días hábiles y una frecuencia de 12 minutos.

En cambio, el nuevo diagrama contiene apenas 68 servicios por sentido (un recorte de casi 30%) y una frecuencia de 16 minutos.

En las redes sociales, los usuarios hicieron sentir su reclamo. Las principales quejas, algunas de las cuales fueron recogidas por este medio, apuntan a trenes saturados, hacinamiento, bajas velocidades de circulación y menos servicios por hora. «Me desordenaron la vida», dijo una usuaria.

Para peor, se ha reducido el horario de operación: mientras en el diagrama anterior el primer tren salía de Núñez a las 4:46, en el nuevo el primero parte de Retiro recién a las 5:05. Para ponerlo en perspectiva, el primer tren del día pasa por Núñez a las 5:23, casi 40 minutos después que en el diagrama vigente hasta ahora.

Por la noche ocurre una situación similar: el último tren del dia salía de Núñez a las 23:46 y llegaba a Tigre a las 0:24, mientras que ahora el último arriba a Tigre a las 0:11. En sentido contrario el recorte es aún más notorio. En el diagrama anterior el último tren de Tigre salía 22:58, mientras que en el actual el último parte a las 22:10, casi 50 minutos antes.

Si se coteja el horario actual con anteriores diagramas, la comparación dista de ser halagüeña. En los horarios vigentes entre 2014 y 2018, por ejemplo, el último tren salía de Retiro pasadas las 23:30, llegando a Tigre alrededor de las 0:30. En las diversas versiones de horarios que estuvieron vigentes entre 2005 y 2013 (bajo TBA y UGOMS, antes de que comenzaran las obras de renovación que trajeron consigo los diagramas de emergencia), el último tren salía de Retiro a las 0:42 y 0:27, respectivamente.

El fuerte recorte de servicios implicará un empeoramiento de la calidad de viaje, con mayores tiempos de espera, trenes más abarrotados y estaciones más desbordadas de pasajeros. E inevitablemente, empañará el avance que implica el viaducto, cuya potencialidad no será aprovechada, al menos en lo inmediato.

Comentarios