La operadora del Subte y el Urquiza obtuvo ganancias por 721,8 millones de pesos en 2019, un 257% más que en 2018. En el mismo período, la empresa recibió más de 6.100 millones de pesos de subsidios estatales. Actualmente es la única compañía que queda en carrera para quedarse con la concesión de la red por los próximos 15 años.

Metrovías, operadora de la red de Subte porteño y de la línea Urquiza, obtuvo en 2019 ganancias por 721,8 millones de pesos, reveló la compañía en la memoria del último balance. Esto representa casi un 257% más que las ganancias netas obtenidas en el transcurso de 2018.

Las ganancias de la empresa se obtuvieron al mismo tiempo que la compañía era fuertemente subsidiada por el Estado: según consta en el mismo documento, la empresa recibió de las arcas públicas durante 2019 un total de 6.158,8 millones de pesos.

El resultado positivo, a su vez, se da en un contexto de contracción de la cantidad de pasajeros del Subte: tal como explicó este medio, durante el año pasado disminuyó un 3,7% el total de pasajeros pagos transportados, aunque para Metrovías la cifra es algo mayor, representando una caída del 4%.

No es la primera vez que Metrovías obtiene ganancias: en años anteriores, la empresa llegó a repartir dividendos entre sus accionistas mientras recibía crecientes cantidades de subsidios.

En un informe que data de octubre del año pasado, la calificadora de riesgo Standard & Poor’s definió como “buena” la “capacidad de generar ganancias” de Metrovías, una nota que S&P coloca a las compañías con una tasa de retorno por encima del 15% sobre su patrimonio neto. En el mismo documento, la agencia consideró la posibilidad de elevar la nota a “muy buena”, calificación que se otorga a las compañías que ofrecen una tasa de retorno por encima del 35% de su patrimonio neto. Sin embargo, el cambio no se materializó debido a “la dependencia de los subsidios” y la “volatilidad de los ingresos” de la empresa del grupo Roggio.

Cabe recordar que tras el retiro de RATP y Keolis-Helport, Metrovías es la única compañía que queda en carrera para la concesión del Subte por los próximos 12 años con opción de prórroga por tres más. Sin embargo, y tal como reveló en exclusiva enelSubte, actualmente se analizan alternativas que van desde una nueva licitación a la estatización del servicio, pasando por la creación de una empresa mixta estatal-privada. Su continuidad en la línea Urquiza, además, enfrenta horas de incertidumbre y en principio sólo estaría garantizada hasta fines de marzo, cuando vence la prórroga otorgada por el gobierno anterior.

Comentarios