ADIF anunció el llamado a licitación para la construcción de una nueva circunvalación ferroviaria a Santa Fe, para que los trenes del Belgrano Cargas dejen de pasar por el centro de esa ciudad. La obra contempla la renovación de 44 kilómetros de vías existentes y la construcción de un nuevo enlace de 20 km de extensión. La inversión será financiada con un crédito de la china CMEC.

Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF) anunció el llamado a licitación para la construcción de una nueva circunvalación ferroviaria a la ciudad de Santa Fe.

La obra, que había sido anunciada en 2016 y 2017, permitirá que las formaciones cargueras del Ferrocarril Belgrano se ahorren el paso por zonas densamente pobladas de la ciudad de Santa Fe. Así, estiman desde la empresa estatal, podrán circular una mayor cantidad de formaciones por día y los trenes ganarán en velocidad, tiempos de viaje y seguridad.

El proyecto consiste en la renovación de unos 44 kilómetros de vías existentes separados en dos tramos, de Laguna Paiva a Gobernador Candioti (ramales A y F) y de Empalme San Carlos a Santo Tomé (ramales F2 y F4), y la construcción de un nuevo enlace entre los ramales F y F2 de 20 kilómetros de extensión entre Gobernador Candioti y Empalme San Carlos. Las expropiaciones requeridas para este tramo fueron aprobadas en agosto del año pasado.

La nueva traza requiere de la construcción de un nuevo puente ferroviario sobre el río Salado (de 600 m de longitud) y tres puentes vehiculares para cruces a distinto nivel sobre las rutas provinciales 70, 11 y 4.

Con este desvío, los trenes cargueros dejarán de pasar por el ejido urbano de la ciudad de Santa Fe, donde la traza ferroviaria está actualmente cortada por 62 pasos a nivel. La playa de cargas de la estación Santa Fe Belgrano será desafectada y transferida a Laguna Paiva. En sus 24 hectáreas la Municipalidad de Santa Fe desarrollará «un plan urbanístico».

De acuerdo con un comunicado difundido por ADIF, podrán circular de 8 a 10 trenes por día (actualmente sólo 2) y el recorrido de Santa Fe hasta Timbúes demorará apenas dos horas y media en lugar de las diez que demora actualmente. Cabe destacar que el desvío complementará al nuevo ramal del Belgrano que partirá de Oliveros y desembocará en el puerto de Timbúes, cuya construcción está en sus primeras etapas.

La obra demandará una inversión de 100 millones de dólares, inversión que será financiada con parte del crédito acordado con la empresa china CMEC (China Machinery Engineering Corporation) para la rehabilitación de los ramales ferroviarios de cargas administrados por el Estado. Cabe recordar que el primer tramo de ese crédito, acordado en 2013, contemplaba 2500 millones de dólares y fue ampliado en 2017 por 1600 millones de dólares más.

Comentarios