Los ministros Meoni y De Pedro, acompañados del presidente de SOFSE, pusieron en marcha nuevas cámaras térmicas en la estación Retiro Mitre. Otras entrarán en servicio en los próximos días en Plaza Constitución y Once, sumándose a la ya operativa en la estación Constitución de la línea C. Buscan detectar personas que presenten fiebre, uno de los síntomas de COVID-19.

Los Gobiernos nacional y de la Ciudad continúan instalando cámaras térmicas en distintos puntos de la red de transporte público.

Este martes, los ministros del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Transporte, Mario Meoni, acompañados por el secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro, y el presidente de Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE), Martín Marinucci, encabezaron el acto de puesta en marcha de los dispositivos en la estación Retiro Mitre, terminal de la línea homónima.

Las cámaras serán instaladas, además, en las estaciones Plaza Constitución (cabecera de la línea Roca) y Once (terminal de la línea Sarmiento), cubriendo las tres terminales de mayor tránsito de pasajeros. Estas se suman la ya habilitada la semana pasada en la estación Constitución de la línea C del Subte.

Según explicaron desde el Ministerio de Transporte, los dispositivos se incorporarán también en estaciones del Gran Buenos Aires, priorizando aquellas que concentran mayor cantidad de tráfico.

Estos aparatos permiten medir de manera no invasiva la temperatura corporal de los transeúntes, hasta un máximo de 50 personas a la vez. En el caso de que se detecte que alguno de ellos presenta fiebre -uno de los síntomas del COVID-19- se lo deriva a un centro de salud de acuerdo con un protocolo diseñado para estos casos. De esta manera, se busca detectar posibles casos y prevenir nuevos contagios en la red.

La medida se complementa con las ya anunciadas restricciones para desplazarse en transporte público: sólo deben hacerlo los trabajadores esenciales que no puedan realizar su traslado por otros medios. Además, quienes viajen deben hacerlo sentados, respetando una distancia de 1,5 m entre personas y utilizando tapabocas o barbijo obligatoriamente.

Además de estos controles a los pasajeros, SOFSE informó que desde el 23 de marzo pasado se realiza un test de temperatura a “todos los guardas y conductores antes de tomar servicio”, tareas que están a cargo del Departamento Médico de la empresa. Como medida adicional, también se les realiza “una medición de oxígeno en sangre y de la frecuencia cardíaca mediante un oxímetro” antes de comenzar a cumplir sus funciones laborales.

Comentarios