La línea 3 tiene una extensión de 22 kilómetros y se construyó a la par de la línea 6, inaugurada a fines del año pasado. Será servida con coches CAF con conducción totalmente automatizada. Así, la red de Metro Santiago alcanza los 140 kilómetros de extensión.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, participó este martes de la inauguración de la línea 3 de la red de subterráneos de Santiago, con lo que alcanza así los 140 kilómetros de extension total.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, a bordo de uno de los flamantes coches CAF AS 14 con conducción automática de la línea 3

En el acto de apertura acompañaron al mandatario transandino, entre otros, el presidente de Metro Santiago, Louis de Grange y el directorio de la Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos (ALAMyS) entre los que se encuentra el presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Eduardo de Montmollin.

El presidente de SBASE, Eduardo de Montmollin (derecha) y el subsecretario de Transportes chileno, José Luis Domínguez Covarrubias, en la inauguración de la línea 3 de la capital trasandina

La línea 3 tiene una extensión de 22 kilómetros, que se recorrerán en apenas 30 minutos, sirviendo a unos 400 mil pasajeros diarios. Une la ciudad de noroeste a este pasando por el centro de la capital chilena, beneficiando a los municipios de Quilicura, Conchalí, Independencia, Santiago, Ñuñoa y La Reina. Los tres primeros no contaban con servicio de metro hasta ahora.

Estación Universidad de Chile, donde la L3 combina con L1. En la imagen se ve la salida al Paseo Ahumada, que cuenta con cuatro escaleras mecánicas para conectar a nivel -2 con dicho establecimiento

Cabe señalar que la línea 3 forma parte del plan original del Metro de Santiago, que data de fines de la década del 60. A mediados de los años 80 estaba previsto comenzar con su construcción (hasta ese entonces existían sólo las líneas 1 y 2), pero fue cancelada luego de que los fondos destinados a la obra tuvieran que ser gastados en la reconstrucción posterior al terremoto de 1985.

Con la habilitación de la línea 3, el Metro de Santiago alcanzará una extensión de 140 kilómetros. Pero el progreso de la red de la capital trasandina no se detendrá allí: la propia línea 3 será extendida hasta la Plaza de Quilicura, en el centro de esa localidad del norte de Santiago, mientras que la línea 2 será extendida hacia el sur. Ambas obras habían sido anunciadas en 2014. A su vez, ya están en elaboración los estudios de ingeniería para las nuevas líneas 7, 8 y 9 y para la extensión de la línea 4. Estos últimos fueron anunciados en junio pasado. Con estas ampliaciones, la red alcanzará una extensión de 215 kilómetros. Buenos Aires, en cambio, cuenta con 54,7 kilómetros aptos para servicio comercial y, por primera vez en 45 años, no hay ninguna extensión en construcción. 

 

Comentarios