Renfe lanzará en abril un servicio de alta velocidad "low cost" entre Madrid y Barcelona denominado AVLO. Habrá 10 mil pasajes promocionales a cinco euros. Apuestan "democratizar la alta velocidad", captando más pasajeros y promocionando el uso del ferrocarril.

Desde el próximo 6 de abril, la operadora ferroviaria nacional española Renfe inaugurará los servicios AVLO, un tren de alta velocidad de tarifas más económicas que el tradicional AVE.

La ruta de lanzamiento será Madrid – Barcelona. Inicialmente se ofrecerán tres frecuencias diarias por sentido (con paradas en Madrid-Atocha, Zaragoza y Barcelona-Sants), a las que se sumarán otras dos más con el correr de los meses. El agregado de más paradas (por ejemplo, en Lérida) está bajo análisis.

Para popularizar el lanzamiento de este nuevo servicio, Renfe anunció que venderá pasajes promocionales a cinco euros durante diez días, en tandas de mil boletos diarios, para viajar hasta el 31 de agosto. Fuera de la promoción, los pasajes tendrán un costo de entre 10 y 60 euros (dependiendo de la demanda y de la antelación de la compra), valores que se ubican por debajo de la tarifa del AVE, que oscila entre 40 y 150 euros. Los menores de 14 años pagarán cinco euros siempre que sean acompañados por un adulto.

Los trenes que prestarán el servicio AVLO son los ya conocidos de la Serie 112 de Renfe, popularmente conocidos como “pato” debido su particular frontal y capaces de circular a una velocidad máxima de 330 km/h. A diferencia de las formaciones del AVE, las del AVLO están configuradas en una sola clase, por lo que poseen un 20% más de asientos.

Renfe busca así hacer frente al crecimiento de la demanda de los servicios ferroviarios de alta velocidad y se lanza a captar nuevos usuarios que aún no consideran al tren entre sus opciones. El ministro de Transportes español, José Luis Ábalos, se refirió a la necesidad de “democratizar la alta velocidad en España haciéndola más accesible a todo el mundo”.

En el caso del ramal Madrid-Barcelona, y tal como explicaba este medio meses atrás, el tren ya capta casi dos tercios de los viajes entre ambas ciudades y le ha ido ganando terreno al avión. Cabe recordar que España posee la segunda red de alta velocidad más extensa del mundo, sólo por detrás de China.

Comentarios