El Ministerio de Transporte anunció que todas las empresas y organismos dependientes de esa cartera tendrán un área especializada en políticas de género, inclusión y diversidad, que estarán a cargo de mujeres. Apuntan a combatir la violencia de género, modificar protocolos y garantizar igualdad de oportunidades laborales.

El Ministerio de Transporte de la Nación anunció que todos los organismos y empresas dependientes de esa cartera tendrán un área de “políticas de género, inclusión y diversidad”.

El objetivo de estas áreas, todas las cuales serán conducidas por mujeres, es “articular y coordinar acciones que permitan reducir las brechas de género existentes en el sector“.

En una reunión mediante videoconferencia con el ministro Mario Meoni y la responsable del área de política de géneros y diversidad, Florencia Esperón, se planteó un plan de acción con cinco ejes, entre los que se encuentran “la reformulación de protocolos, la capacitación permanente y un seguimiento de los casos de violencia de género que existan en el sector” así como “el aumento de la participación laborales de las mujeres en el sector”, entre otras cuestiones.

Dentro de Ferrocarriles Argentinos, que había conformado su comité de género a fines de febrero pasado, la coordinación del programa quedó a cargo de Jimena Bondaruk en ADIF, Valeria Fernández en SOFSE, Martina Laplane en Trenes Argentinos Cargas y Florencia Santagata en Trenes Argentinos Capital Humano. El resto de las empresas y reparticiones del ministerio también crearon sus respectivos programas.

Las temáticas de género están a la orden del día en el sector ferroviario: semanas atrás el presidente de SOFSE, Martín Marinucci, firmó un convenio con la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, para abordar en conjunto distintos aspectos que hacen a esa problemática.

Cabe recordar que, tal como explicó oportunamente este medio, la brecha de género en el sector ferroviario es una de las más grandes en el mundo laboral, tratándose de una actividad históricamente masculinizada.

Comentarios