Imágenes de un bar saturado de personas en la estación Facultad de Derecho se hicieron virales en redes sociales. El local pertenece a Subterráneos de Buenos Aires (SBASE). Desde la empresa aseguran que las instalaciones estaban abiertas conforme a la normativa vigente y alegan que no recibieron denuncias.

Usuarios de redes sociales denunciaron que el pasado sábado por la noche tuvo lugar una fiesta clandestina en el sector comercial de la estación Facultad de Derecho de la línea H.

Imágenes del hecho, capturadas por un periodista, fueron difundidas en las redes sociales y se hicieron virales durante el fin de semana.

Según puede verse en el video, el evento tuvo lugar en el bar “Ache Paraje de Atorrantes”, uno de los locales de la plaza seca en la que se encuentra emplazado el acceso a la estación.

En las imágenes puede verse a una gran cantidad de personas bebiendo, bailando y conversando animadamente, sin respetar las medidas de distanciamiento social ni el uso de tapabocas, con música a alto volumen.

enelSubte se comunicó con Metrovías para indagar al tanto de la situación, pero desde la concesionaria recordaron que la administración de los locales comerciales y de todas las explotaciones de negocios colaterales corre por cuenta de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) desde la firma del acuerdo de operación y mantenimiento (AOM) de 2013, que, prorrogado, se mantiene hasta la actualidad.

En diálogo con este medio, voceros de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) aseguraron que “el bar estaba abierto conforme a la normativa vigente” y que “la acumulación de gente fue en la plaza”. En este sentido destacaron que, más allá de la publicación que circuló en redes, “por el momento no hubo denuncias”.

Lo que no lograron explicar desde la empresa que preside Manuela López Menéndez es por qué si las instalaciones estaban abiertas y funcionando de acuerdo a la normativa vigente -que incluye estrictos protocolos referidos al distanciamiento social y el uso de tapabocas, entre otras restricciones- los asistentes al bar debían saltar la reja de acceso para ingresar, tal como puede verse en las imágenes.

Comentarios