Las empresas europeas fueron condenadas por participar de un grupo de 11 empresas que alteraron al menos 26 licitaciones públicas del sector ferroviario brasileño entre 1999 y 2013. Deberán pagar casi 6000 millones de pesos en multas por incurrir en prácticas anticompetitivas. El GCBA aclara que el fallo no afecta la licitación por el Subte porteño.

Las filiales de las empresas ferroviarias Alstom, Bombardier y CAF fueron condenadas, junto a otras ocho compañías y a 42 personas, a pagar fuertes multas en Brasil por incurrir en prácticas monopólicas en el desempeño por de sus actividades en el vecino país.

El Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), un organismo autárquico dentro de la órbita del ministerio de Justicia brasileño que se encarga de velar por la libre competencia en los mercados, publicó un fallo este martes en el que asegura que las multinacionales europeas formaron parte de un cartel de empresas del sector ferroviario con el objetivo de dividirse el mercado entre ellas y de fijar los precios y condiciones de competencia. De acuerdo al CADE, las prácticas anticompetitivas comenzaron en 1999 y se extendieron hasta 2013. Durante ese período, las empresas colaboraron entre sí para afectar al menos 26 licitaciones públicas de trenes y  subterráneos en Sao Paulo (SP), Distrito Federal (DF), Minas Gerais (MG) y Rio Grande do Sul (RS).

En ese sentido, el CADE dictaminó que las empresas Alstom Brasil Energia, Bombardier Transportation Brasil, CAF Brasil Indústria e Comércio, IESA Proyectos Equipos y Conjuntos, MGE Road Equipment and Services, Mitsui & Co Brasil, MPE – Proyectos especiales y Asambleas, TC / BR Tecnología fueron condenadas. y Consultoria Brasileira, la empresa de servicios y saneamiento de Tejofran, Temoinsa do Brasil y TTrans Sistemas de Transportes, deberán pagar multas por un total de 515.6 millones de reales (aproximadamente 5874 millones de pesos argentinos) Con respecto a las 42 personas condenadas, el Consejo impuso multas por un total de R$ 19,5 millones (aprox. 222 millones de pesos)

La empresa alemana Siemens, que también se encontraba en la mira del CADE y de la Justicia brasileña, fue absuelta dado que había llegado a un acuerdo con los investigadores para suministrar pruebas sobre sus competidores.

Vale recordar que Alstom se presentó a la licitación por el Subte porteño junto a la RATP -operadora del Metro de Paris-, aunque desde el Gobierno de la Ciudad aseguraron que lo sucedido en Brasil no afecta el proceso licitatorio en marcha en Buenos Aires.

El descargo de Alstom

La empresa francesa emitió un comunicado en la tarde del miércoles en el que indicó que accionará por vía administrativa y judicial para “proteger los intereses de la compañía” tras el fallo adverso emitido por CADE.

La compañía reitera que opera bajo el Código de ética de Alstom para cumplir con todas las leyes y regulaciones de los países donde opera. La prohibición de cualquier práctica de competencia desleal está expresamente establecida en las reglas internas de Alstom. Alstom busca constantemente mejorar su Programa de Integridad e implementar las mejores normas y procesos en ética y compliance”, afirmó la compañía en el breve texto enviado a la prensa.

 

Comentarios