Las obras de reparación del pedraplén del Ferrocarril San Martín sobre la laguna La Picasa presentan un buen nivel de avance pese a algunos retrasos por la pandemia. Los trabajos permitirán rehabilitar la circulación de trenes en el sector, lo que beneficiará a las formaciones de carga y de pasajeros. El pedraplén estaba intransitable desde 2017 a causa de una inundación.

Los trabajos de reparación del pedraplén del Ferrocarril San Martín sobre la laguna La Picasa avanzan a buen ritmo, a pesar de algunos retrasos a causa de la pandemia.

Los trabajos, tal como anticipó enelSubte, habían sido licitados por Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF) en septiembre del año pasado y las obras, asignadas a Herso-Emepa, comenzaron en diciembre.

Los tareas contemplan el acondicionamiento del pedraplén, el desarme y rearmado de las vías, el tratamiento mecanizado de las mismas, la sustitución de la totalidad de las fijaciones y el reemplazo de los durmientes dañados o deteriorados (alrededor del 10% del total), a lo largo de unos 15 km de vía.

Hasta el momento, la contratista ha culminado con la normalización del pedraplén y se encuentra rearmando la infraestructura de vías.

Estado actual de las obras en La Picasa

La rehabilitación del pedraplén permitirá que los trenes cargueros se ahorren un importante rodeo de 167 km (desde Laboulaye vía Melincué y Hughes, hasta retomar la vía principal en Junín), lo que provoca un incremento de los tiempos de viaje y mayores gastos de combustible y personal. Uno de los trenes más afectados por esta situación es el “Carbonero”, que corre entre cuatro y cinco veces por semana entre la destilería de YPF en Luján de Cuyo y La Plata.

A su vez, el corte en la vía principal del San Martín afecta a los trenes de pasajeros de larga distancia: tras la crecida de la laguna en 2017 el servicio Retiro – Rufino fue cortado en Junín, lo que generó una caída en la cantidad de pasajeros transportados, a la vez que impidió que se materializara su proyectada extensión hasta Laboulaye.

El tramo en reparación está intransitable desde 2017 debido a una importante crecida de la laguna que afectó la estabilidad del pedraplén y comprometió hasta la traza de la Ruta 7. Tanto el pedraplén como las vías son relativamente modernos (fueron habilitadas en 2008) y se hallaban en buen estado hasta la crecida.

Cabe recordar, que, tal como anticipó en exclusiva enelSubte, el Ministerio de Transporte se encuentra en negociaciones con China para el otorgamiento de un crédito de 1700 millones de dólares destinado a renovar totalmente la infraestructura de 1824 km vías del Ferrocarril San Martín en el corredor Buenos Aires – Rufino – Rosario – Mendoza.

Comentarios