La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, aseguró que encargará un estudio para analizar la implementación de la gratuidad del transporte público urbano en la capital francesa. En Alemania ya están considerando que sea gratuito a nivel nacional y pondrán en marcha un plan piloto en cinco ciudades. El antecedente de Tallinn, Estonia.

La ciudad de París, capital de Francia, estudia hacer gratuito el uso del transporte público para sus habitantes con el fin de reducir el uso del automóvil particular y la contaminación ambiental.

El anuncio fue realizado días atrás por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo (Partido Socialista), quien aseguró que encargará la realización de un estudio antes del verano boreal y afirmó estar dispuesta a debatir la propuesta de cara a las elecciones municipales de 2020.

Para mejorar el transporte público no solo deberíamos hacerlo más extensivo, regular y cómodo, sino que también deberíamos repensar el sistema de tarifas“, aseguró la jefa comunal.

Con este estudio París se suma a los impulsos de otras ciudades europeas por instalar la gratuidad del transporte público. En febrero trascendió que en Alemania el flamante cuarto gobierno de Ángela Merkel estudiará la implementación del transporte urbano gratuito a nivel nacional con un plan piloto en cinco ciudades: Essen, Bonn, Mannheim, Reutlingen y Herrenberg.

Hasta el momento, la principal ciudad del mundo en contar con transporte público gratuito es Tallin, la capital de Estonia. En América Latina el modelo aún no está extendido y sólo es utilizado por algunas pequeñas ciudades brasileñas. En 2016 dos ingenieros chilenos propusieron en una columna aparecida en el diario La Tercera la posibilidad de llevar la experiencia a Santiago, lo que generó un amplio debate público sobre la cuestión en el país trasandino.

Comentarios