La SNCF, en coordinación con el Ministerio de Salud francés, dispuso un TGV Sanitario para trasladar a enfermos graves de coronavirus desde Alsacia, donde los hospitales están saturados, a Nantes y Angers, en el oeste, donde el impacto de la pandemia fue menor. Francia es uno de los países europeos más golpeados por el virus.

La SNCF, empresa ferroviaria nacional francesa, en coordinación con el Ministerio de Salud de ese país, dispuso la circulación de un servicio especial de TGV (tren de alta velocidad) sanitario para trasladar a enfermos de coronavirus.

El operativo implica el traslado de unos 20 pacientes graves desde Estrasburgo y Mulhouse, en Alsacia, este del país, hacia Angers y Nantes, en la región de Países del Loira, oeste de Francia. La decisión se tomó luego de que se comprobara que en Alsacia los centros de salud están saturados y no cuentan con camas disponibles para los enfermos, en tanto que el oeste del país es la región menos golpeada por la enfermedad.

El viaje sanitario, que tuvo lugar este jueves, se realizó en una formación TGV Duplex (de dos pisos). Estas unidades, de gran capacidad, sólo transportaron en esta ocasión a cuatro pacientes por cada coche, en camillas que fueron montadas sobre los asientos. En cada uno, además, viajaron “un anestesista, un interno, una enfermera anestesista y tres enfermeras convencionales”, informó la SNCF en un comunicado.

 

La SNCF se está movilizando para dar lo mejor de sí misma y responder cuando lo necesitamos, tanto en los buenos tiempos como en los difíciles. Los equipos de SNCF demuestran una vez más su sentido del deber y su capacidad de trabajar juntos”, destacó el presidente de la empresa estatal, Christophe Fanichet.

Francia es uno de los países europeos más castigados por la pandemia mundial de COVID-19, sólo por detrás de Italia, España y Alemania. Hasta este jueves se registraban más de 1700 fallecidos y más de 29 mil contagiados en ese país.

Comentarios