Los Mitsubishi de la línea B vuelven a Japón

Tres coches Mitsubishi retirados de la línea B volvieron a Japón días atrás. Se trata de unidades que fueron donadas por SBASE al Metro de Tokio, su propietario original. El retorno a casa tras 20 años de servicio.

Tres coches Mitsubishi han vuelto días atrás a su país de origen tras 20 años de servicio en la línea B del Subte. Las unidades, que fueron donadas por SBASE al Metro de Tokio, llegaron a Japón el pasado 11 de julio, descargándose en el Puerto de Yokohama.

Los coches en cuestión se encontraban desde hace varios meses en el Puerto de Zárate, a la espera de resolución de trámites por parte de AFIP para poder ser exportados.

Las unidades cedidas a Tokio habían sido apartadas de servicio el verano pasado, junto a otras 28 que fueron rematadas por la empresa estatal, algunas de las cuales salieron a reventa por valores varias veces superiores al pagado en sitios de venta online.

marunouchimCabe recordar que los trenes Mitsubishi habían sido adquiridos por el Estado nacional (y a instancias de Metrovías) a mediados de la década de 1990 para modernizar la flota de la línea B y reemplazar a los históricos Metropolitan-Cammell, Osgood-Bradley, y a los entonces no tan antiguos Siemens FM de fabricación nacional. Se adquirieron 130 unidades (128 para servicio y dos para repuestos), en excelente estado de conservación y en condiciones de marcha, a las que se les practicaron mínimas modificaciones para su entrada en servicio. La más notable de ellas fue el agregado de unos suplementos para compensar la distancia entre el tren y el andén, ya que los coches tienen ancho de 2,8 m. y los túneles de la línea B cuentan con un gálibo de 3,2 m.

Ahora, tras 20 años de servicio, una pequeña parte de ellos retorna al hogar. El resto tiene asegurado algunos años más de vida en la línea B.

Comentarios