Debido a la crecida del Río Salado, tanto Ferrobaires como Ferrocarriles Argentinos decidieron suspender temporalmente los servicios entre Constitución y Mar del Plata. Las inundaciones de las pasadas semanas también obligaron a limitar otros trenes, como el de General Pico.

Los servicios ferroviarios entre Plaza Constitución y Mar del Plata fueron suspendidos hasta nuevo aviso debido a la crecida del Río Salado por encima de los niveles tolerables, lo que podría implicar inconvenientes para la seguridad operativa de los trenes.

La suspensión fue anunciada por las dos empresas que brindan servicio en dicho corredor, Ferrobaires, de la Provincia de Buenos Aires, y Ferrocarriles Argentinos, entrando en vigencia en la jornada del domingo. La cancelación es temporal y se mantendrá hasta que cesen las causas climáticas que le dieron origen.

Cabe recordar que actualmente -y como parte de las obras de modernización de la infraestructura del ramal a Mar del Plata- se está construyendo un nuevo puente ferroviario sobre el Salado, que aún no ha sido habilitado, por lo que los trenes utilizan el viejo puente, el que atraviesan a una velocidad de precaución cercana a los 12 km/h.

Mar del Plata no es el único destino afectado por las inclemencias climáticas sufridas las pasadas semanas en el interior de la Provincia de Buenos Aires. En el Ferrocarril Sarmiento, el servicio semanal a La Pampa opera con trenes fraccionados debido al colapso de un puente, mientras que otros trenes, como los coches motores a Saladillo y General Alvear de la línea Roca aún no han sido reestablecidos.

Comentarios