Un grupo de 40 grafiteros irrumpió en la estación San José de Flores, agredió al personal y vandalizó cinco coches de dos formaciones que se encontraban estacionadas allí. Un ciudadano brasileño fue detenido en conexión con los hechos. Los trenes ya fueron limpiados y devueltos a servicio.

Un grupo de alrededor de 40 vándalos irrumpió en la estación San José de Flores de la línea A con el objetivo de vandalizar dos formaciones CNR que se encontraban estacionadas allí. El hecho ocurrió el miércoles luego de la finalización del servicio, apenas pasada la medianoche.

Según se reportó, el accionar de la patota fue “violento” y los trabajadores que se encontraban en el lugar fueron atacados por los vándalos. Los empleados denunciaron que los retuvieron contra el piso, los golpearon y les sustrajeron pertenencias.

Esto les dio tiempo a los vándalos a hacer pintadas sobre dos coches de la formación 212 y tres de la formación 218, además de algunas en las paredes de la estación, hasta que se dieron a la fuga. En los videos difundidos por trabajadores del Subte pueden verse algunos coches enteros pintados (“wholecar” en la jerga grafitera) y las firmas de algunos grupos que ya tienen antecedentes de haber vandalizado coches de la red.

Metrovías radicó la denuncia policial y según reportó el portal Infobae, la Policía logró detener a un ciudadano brasileño en conexión con los hechos: poseía “19 aerosoles” y una cámara fotográfica que fue secuestrada.

Desde Metrovías, en tanto, explicaron que los coches afectados ya fueron reacondicionados y devueltos a servicio. La formación 212 (dos coches grafitados) fue limpiada de inmediato a primera hora del miércoles, mientras que la formación 218 fue puesta en condiciones en la noche del miércoles, quedando lista para tomar servicio este jueves por la mañana.

Comentarios