Trenes Argentinos Infraestructura anunció que se realizó una "subasta récord" en la que se remataron coches irrecuperables, material de rezago y chatarra en ocho terrenos ubicados en Buenos Aires, Santa Fe y Chaco. Entre los materiales subastados se encuentran viejos coches Toshiba y Puma. Buscan despejar el predio de Miguelete para utilizarlo como playa de cargas.

Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF) informó que culminó la 16° subasta de chatarra ferroviaria, con el remate de 3700 toneladas de materiales de rezago, en desuso e inutilizables que se encontraban localizados en Buenos Aires (Miguelete, Ingeniero Maschwitz, Bancalari y La Plata), Santa Fe (Sánchez, Logroño y Pavón) y Avia Terai (Chaco).

La empresa destacó que la subasta, en la que se recaudaron 38 millones de pesos, fue «récord» y que desde 2017 ya se «llevan recaudados 324 millones de pesos», con «76 predios recuperados» en todo el país.

Uno de esos predios a liberar es el adyacente a la estación Miguelete de la línea Mitre, donde se encuentran estacionados unos 400 coches Puma y Toshiba radiados en 2014 de las líneas Sarmiento y Mitre, más algunos Materfer remolcados ex líneas Roca y San Martín. Parte de ellos habían sido consumidos por un voraz incendio en septiembre de 2017. Según el comunicado oficial «129 [coches] ya fueron declarados en desuso e irrecuperables para la operación».

El predio de Miguelete, de 5000 metros cuadrados, una vez despejado será utilizado «como playa de maniobras y base operativa para trenes de cargas», algo necesario debido a la reducción de espacios operativos para cargas en Colegiales y Retiro. La posibilidad de que se utilizaran terrenos asignados al campus de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) para este fin había desatado la resistencia de la comunidad de estudiantes y docentes el año pasado.

Toshiba incendiado.

Comentarios