Un grupo de metrodelegados disidentes había convocado a un paro en la línea C para el próximo lunes, pero fue suspendido ante la convocatoria a una audiencia en la Subsecretaría de Trabajo. La medida era en reclamo por suspensiones y descuentos debido a un faltante de dinero en la recaudación de boleterías. Los gremialistas alegan no tener vinculación con los hechos.

El paro anunciado para el próximo lunes 5 de noviembre en la línea C del Subte fue levantado.

La medida de fuerza había sido convocada por un grupo de «metrodelegados de estaciones», disidentes de la conducción de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP).

En un comunicado, los gremialistas habían argumentado que el paro era en reclamo por «la decisión de descontarle casi medio millón de pesos y aplicar 200 días de suspensión a los trabajadores» debido a «un faltante de dinero en la recaudación» de Metrovías.

De acuerdo con la versión de los delegados, «el faltante [de dinero] se origina en el proceso de retiro [de la recaudación de] las boleterías, el cual es totalmente ajeno a los trabajadores de base, realizado fuera del horario de servicio y con personal fuera de convenio».

Sin embargo, el paro fue levantado ante la convocatoria a una audiencia en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad para el lunes. «Demostramos nuestra clara predisposición al diálogo», explicaron los sindicalistas en un comunicado.

Comentarios