En una entrevista radial, el ministro de Transporte ofreció definiciones por primera vez desde que asumió: tarifas, extensión horaria de ferrocarriles, concesiones, rol del Estado y del sector privado. Y se defiende de las críticas por no ser especialista en el área.

El ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, ofreció este jueves en declaraciones al programa Pasaron Cosas (Radio con Vos) definiciones acerca de la política ferroviaria que encarará su gestión. Se trata de la primera vez que ocurre desde que asumió el cargo, el pasado 10 de diciembre.

Tarifas y colectivos

Al respecto del tema tarifario, Meoni se explayó acerca del congelamiento de tarifas de trenes y colectivos por 120 días –decisión que había sido anticipada por enelSubte días atrás– y aseguró que buscará seguir extendiendo la cobertura de la tarjeta SUBE a nivel nacional.

En relación a la revisión de las tarifas, defendió la necesidad de hacer un análisis nacional de costos para tender a uniformar el precio del boleto de colectivo, con un precio de referencia que establecería el gobierno nacional. A su vez, se mostró partidario de la creación de un boleto integrado –”boleto único”– como opción superadora del esquema de descuentos de la Red SUBE implementada por el gobierno de Macri.

Además, cuestionó “la concentración” del sector de empresas de autotransporte de pasajeros en el Área Metropolitana de Buenos Aires y señaló que algunas empresas rinden “un consumo extraordinario de combustible que no se justifica en la cantidad de kilómetros y pasajeros transportados”. En ese mismo sentido, alertó sobre la necesidad de revisar las frecuencias, deslizando que algunas empresas corren más servicios que lo necesario mientras otros corredores están mal abastecidos.

Ante la pregunta del periodista Alejandro Bercovich, Meoni no descartó la posibilidad de que algunas líneas de colectivos puedan ser operadas por el Estado o mediante un esquema mixto de asociación entre el Estado y privados.

Ferrocarriles: lo público y lo privado

Con el comienzo del año asumieron las nuevas autoridades de las empresas ferroviarias estatales (SOFSE, ADIF y Trenes Argentinos Cargas) designadas por la nueva gestión. Los presidentes de las dos primeras provienen, al igual que el ministro, del Frente Renovador de Sergio Massa (ver nota aparte).

Meoni anticipó que una de las primeras políticas que impulsará es la extensión del horario de servicio nocturno de los ferrocarriles metropolitanos y del Subte (ver aparte), uno de los reclamos más fuertes de los usuarios de la red.

El ministro abordó también uno de los aspectos más espinosos que dejó inconclusos la gestión del exministro Dietrich: la no adecuación de los contratos de los concesionarios ferroviarios privados de carga y pasajeros a la ley de Ferrocarriles Argentinos aprobada en 2015.

En este sentido, Meoni se declaró “más estatista que privatista” y sostuvo que “por supuesto” que la operación ferroviaria estatal es más económica que la privada: “Yo […] creo en las ecuaciones económicas […] por eso digo que soy más favorable a la visión del Estado, porque creo que si hay una rentabilidad y esa rentabilidad es la del Estado y lo opera con eficiencia el Estado y tiene capacidad de inversión, la verdad no tiene razón de ser el privado”.

En un tiro por elevación a la decisión de Dietrich de prolongar hasta el 31 de marzo la vigencia de los contratos de Metrovías en la línea Urquiza y de Ferrovías en el Belgrano Norte, se manifestó contrario a las “prórrogas de corto plazo”.

En línea con las críticas del sector empresario, de las que se hizo eco enelSubte meses atrás, Meoni aseguró que ese tipo de prórrogas “hacen que no pueda haber una política de inversiones fuertes. Buena parte de eso tiene que ver con el horizonte de rentabilidad y de años de explotación”.

No obstante, en lo que pareció ser una referencia al sector carguero –para el cual Alberto Fernández ya había prometido en campaña la implementación del acceso abierto, que Dietrich retrasóel ministro declaró que si bien es partidario de un modelo estatal, “bajo las circunstancias de la política macroeconómica que hemos heredado es bastante difícil que el Estado pueda afrontar inversiones y es probable que sea necesario seguir sosteniendo un modelo público-privado”.

Las críticas a su designación

La designación de Meoni había sido objeto de pujas internas en el oficialismo semanas atrás. El sindicalista Hugo Moyano, que infructuosamente impulsó candidatos de su sector para el ministerio, criticó con sorna el nombramiento del juninense: “Pusieron un psicólogo, un sociólogo… no sé”, había dicho en diciembre.

En una entrevista reciente con Clarín, Meoni le contestó “A Moyano le tengo mucho respeto, creo que es un dirigente gremial muy importante […] y no me afectan ni me ofenden sus expresiones. No soy sociólogo ni psicólogo”.

En la nota radial, el ministro volvió a defenderse de las críticas por no ser especialista o del sector: “Soy el séptimo Ministro de Transporte de la Argentina, y de los seis anteriores no hubo ninguno que fuera especialista en Transporte […] Florencio es contador y viene de la política, y Dietrich que yo sepa su experiencia en transporte ha sido la vinculada con la empresa de su padre, vinculada con las cuestiones automotrices, que no lo hace necesariamente alguien especialista en Transporte”. Meoni presentó, en contraste, su experiencia en el sector público como una mejor muestra de la transparencia y capacidad de gestión que promete.

Comentarios