Los ramales eléctricos de la línea Roca comienzan a normalizar su servicio tras haber funcionado con horario de domingo durante las primeras horas del lunes. La reducción de frecuencia se debía a un desprendimiento de techos en la estación terminal Plaza Constitución. Para proteger la integridad física de los usuarios, varios andenes habían sido clausurados, lo que obligó a reducir la frecuencia para operar con menos plataformas.

La línea Roca funcionó desde las primeras horas de este lunes con horario de domingos y feriados debido a un desprendimiento en los techos de la estación Plaza Constitución.

La decisión de recortar las frecuencias habituales fue tomada luego de que se clausuraran varios andenes de la estación terminal “ante el peligro de desmoronamiento y de la integridad física” de los pasajeros que circulan por allí. Esto obligó a reducir la frecuencia de los ramales eléctricos a su mínima expresión, si bien se establecieron servicios adicionales suplementarios.

La medida fue adoptada tras “un informe técnico [elaborado] por ingenieros y personal de ADIF y SOFSE”. Cuadrillas de personal trabajan en el lugar para regularizar el servicio lo más pronto posible, informó SOFSE en un comunicado.

Alrededor de las 16 horas el servicio comenzó a normalizarse “luego de realizar una exhaustiva revisión y relevamiento técnico de los techos de la estación”. “Se aseguraron todos los sectores que tenían peligro de desmoronamiento [lo que] permitirá ir poniendo en funcionamiento los andenes clausurados”, explicó SOFSE.

El recorte de las prestaciones inicialmente había sido atribuido erróneamente a las medidas tomadas por el Gobierno en el marco de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, no tiene relación alguna: el resto de las líneas operan con normalidad, de acuerdo a los diagramas de días hábiles.

Cabe recordar que la restauración de los techos de Plaza Constitución comenzó años atrás, en paralelo a la “puesta en valor” de la terminal. Tal como informó este medio, los trabajos habían sufrido retrasos debido al hallazgo de asbesto en la cubierta de los andenes. Finalmente, sobre el final de la gestión anterior, el contrato de la empresa a cargo de las obras fue rescindido, según consta en la Memoria de Gestión 2015-2019 de ADIF.

Comentarios