El Ministerio de Transporte anunció que en el último trimestre del año será lanzada la licitación para el proyecto del "Tren Norpatagónico", que contempla la intervención de 700 kilómetros de vías del Ferrocarril Roca entre Bahía Blanca y Contraalmirante Cordero. También se construirán 83 kilómetros de vías nuevas entre esta última y Añelo. La renovación permitirá abaratar costos de explotación en Vaca Muerta y beneficiará a los productores frutícolas del Alto Valle.

El Ministerio de Transporte de la Nación informó que lanzarán la licitación para el proyecto del tren de cargas a Vaca Muerta “en el cuarto trimestre de este año”.

El proyecto, bautizado por el Gobierno como “Tren Norpatagónico” fue lanzado oficialmente la semana pasada con un acto realizado en la ciudad de Neuquén en el que estuvieron presentes los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez, y de Río Negro, Alberto Weretilneck, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el presidente de Ferrocarriles Argentinos, Guillermo Fiad, entre otros funcionarios.

La iniciativa contempla la intervención en unos 700 kilómetros de vías pertenecientes al Ferrocarril General Roca: mejoramiento y renovación de vías -según corresponda- entre Ingeniero White/Bahía Blanca y Contraalmirante Cordero y la “construcción de 83 kilómetros de vía completamente nueva” entre esta última y Añelo, en cercanías de donde se encuentra Vaca Muerta.

Las autoridades decidieron finalmente decantarse por esta opción y no por la variante Chichinales – Añelo que había sido evaluada en un primer momento y que implicaba la construcción de 250 kilómetros de vía nueva.

La inversión necesaria se estima en unos 570 millones de dólares, que serán financiados mediante el esquema de asociación público-privada (PPP, por sus siglas en inglés). Será la primera vez que este modelo sea utilizado para una obra ferroviaria. Meses atrás se anunció que este esquema se utilizará también para la obra de la Red Expresa Regional (RER), actualmente postergada.

De acuerdo con cifras oficiales, la renovación de ese corredor del Ferrocarril Roca permitirá “sextuplicar la cantidad de cargas transportadas en tren a Vaca Muerta [y reducir] en un 50% los costos de transporte“. Una vez renovada la vía, además, podrá aumentar la velocidad máxima de los trenes.

Las obras demorarán unos cuatro años y comenzarán a ejecutarse, de acuerdo con las previsiones oficiales, en mayo del año que viene.

Entre los materiales que se transportarán se encuentran “materiales de construcción, tubos sin costura, metanol” y arena, uno de los insumos clave para el fracking. Su abaratamiento es central para reducir los costos de la explotación petrolera en el yacimiento patagónico. Al respecto, meses atrás, el CEO de YPF, Daniel González, explicaba que la tonelada de arena “cuesta localmente cerca de 210 dólares, de los cuales unos 70 dólares corresponden a la logística […] en los Estados Unidos, se pagan 80 o 100 dólares la tonelada”.

Adicionalmente, las obras del ramal ferroviario beneficiarán al puerto de Ingeniero White, donde se encuentra uno de los mayores polos petroquímicos del país.

Si bien el proyecto se enfoca fundamentalmente en la explotación petrolera, también podría generar un impacto positivo en otras áreas. Entre ellas, la alicaída economía frutícola del Alto Valle del Río Negro, que necesita del abaratamiento de costos logísticos para ganar en competitividad para la exportación de peras y manzanas.

Comentarios