Los andenes 1 y 2 de la estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, donde paran los trenes a La Plata y Vía Circuito, tienen andenes provisorios desde hace cuatro años. La elevación definitiva, demorada al igual que en el resto del ramal, fue adjudicada en 2017 pero revocada en 2018. La obra volvió a ser licitada y aseguran que están por adjudicarla nuevamente.

La estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki (ex Avellaneda) de la línea Roca está próxima a cumplir cuatro años con andenes provisorios en sus plataformas 1 y 2, donde paran los trenes desde y hacia La Plata y Vía Circuito. Los andenes 3 y 4, en cambio, habían sido elevados con la electrificación de los años 80.

Los andenes provisorios de Avellaneda, durante su construcción (mayo de 2015).

Los andenes provisorios fueron instalados originalmente en mayo de 2015, como medida previa al estreno de los trenes CSR, que comenzaron a circular en junio de ese año como semirrápidos entre Plaza Constitución y Temperley, y luego fueron extendidos a Claypole, desde julio de ese año.

Y, salvo algunas modificaciones -como el corrimiento de los andenes algunos metros más hacia el sur- las estructuras provisorias siguen prácticamente intactas desde hace cuatro años, lo que motiva incesantes quejas de los usuarios de esa estación. En particular, los pasajeros alegan que las plataformas son resbaladizas e inseguras en los días de lluvia.

La elevación definitiva de las plataformas 1 y 2 se vio afectada por las mismas demoras que sufrieron otras estaciones, pero éstas se vieron agravadas particularmente en el caso de Avellaneda.

El Ministerio de Transporte llamó a licitación para la construcción de todos los andenes definitivos de las estaciones del ramal La Plata en el segundo semestre de 2016. Pero tal como explicó enelSubte entonces, se decidió priorizar las obras del tramo Berazategui – La Plata y para principios de 2017 las obras entre Avellaneda y Berazategui no habían sido todavía adjudicadas. Algunas estaciones no comenzaron a elevarse sino hasta fines de 2017, tal el caso de Quilmes y Berazategui, casi dos años después de la habilitación del servicio eléctrico.

Finalmente, hace casi dos años atrás, en julio de 2017, la obra de los andenes 1 y 2 de la estación Santillán y Kosteki fue adjudicada a la constructora Copacre. Parecía que la larga espera había llegado a su fin, pero no. Copacre no presentó la documentación requerida por las autoridades, no se firmó el acta de obra y no se ejecutó ninguna tarea.

Así las cosas, en marzo de 2018 el ministro Guillermo Dietrich le rescindió el contrato a la empresa y ordenó que la obra volviera a licitarse. Sin embargo, más de un año después, en Avellaneda las cosas siguen igual. Según informaron voceros del Ministerio de Transporte a este medio, la obra está «en proceso de adjudicación». Esto significa que, de no mediar contratiempos, la estación podría tener sus andenes elevados terminados en algunos meses más.

Comentarios