En coordinación entre los ministerios de Transportes y Salud españoles, Renfe adaptó una formación de alta velocidad para el traslado de pacientes de COVID-19. Se trata de un tren híbrido y de trocha variable, capaz de circular por la práctica totalidad de la red ferroviaria española.

Siguiendo el ejemplo de Francia, que semanas atrás implementó un TGV sanitario, España ya se encuentra adaptando trenes para trasladar a pacientes con coronavirus llegado el caso de que sea necesario.

La empresa ferroviaria estatal Renfe, bajo órdenes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana español, ya ha adecuado una formación de alta velocidad Talgo-Bombardier de la Serie 730, habitualmente afectada a los servicios “Alvia”, para el transporte de enfermos.

Se trata de un tren híbrido, que corre tanto en líneas electrificadas como en aquellas que no, y de ancho variable, lo que significa que puede funcionar tanto en líneas de trocha ancha ibérica (1668 mm) como en aquellas de trocha media/estándar (1435 mm), que en España es utilizada por la red de alta velocidad. Esto implica que el tren sanitario puede “circular en la práctica totalidad de [la] red ferroviaria”, puntualizó el ministerio de Transportes español. La capacidad es de 24 pacientes.

La semana pasada el Ministerio de Salud de ese país, en conjunto con personal de Renfe y ADIF, realizaron un simulacro de traslado de pacientes en la estación de Madrid-Atocha, a fines de coordinar el posible futuro traslado de pacientes.

Cabe recordar que España es, en estos momentos, el segundo país del mundo con más casos de COVID-19, por detrás de los Estados Unidos.

Comentarios