Talgo fabricará ocho formaciones para los Ferrocarriles del Estado Danés (DSB), que serán destinadas al tren Copenhague - Hamburgo y que operarán traccionados con locomotoras eléctricas Siemens. Actualmente el servicio es prestado con cochemotores diésel. Los trenes son del mismo modelo que Deutsche Bahn adquirió el año pasado para el servicio Ámsterdam - Berlín.

Los Ferrocarriles del Estado Danés (Danske Statsbaner, DSB) adjudicaron a la firma española Talgo la provisión de ocho nuevos trenes de larga distancia, con posibilidad de ampliar la compra de más unidades. El contrato, a su vez, comprende la provisión de repuestos y mantenimiento por un plazo de hasta 16 años.

Los nuevos trenes serán destinados a los servicios Intercity en la ruta internacional entre Copenhague y Hamburgo. Se trata de formaciones fabricadas de acuerdo al modelo Talgo 230, muy similares a las que Deutsche Bahn encargó el año pasado para el servicio Berlín – Ámsterdam.

Las formaciones Talgo serán remolcadas por modernas locomotoras eléctricas Siemens Vectron, que DSB comenzará a recibir este año, y circularán a una velocidad máxima de 200 km/h. Cada formación tiene capacidad de transportar hasta 440 pasajeros. Las unidades serán entregadas a partir de 2023.

Entre otras novedades, los coches tendrán un alto grado de accesibilidad para personas con movilidad reducida, cargadores para bicicletas eléctricas, áreas para transporte de equipajes voluminosos y un sector para la venta de bebidas y snacks.

Cabe recordar que el servicio Copenhague – Hamburgo es actualmente operado con cochemotores diésel (DMU) IC3 de DSB. Su desafectación de esta ruta permitirá reubicarlos en otros servicios daneses que actualmente son prestados por los problemáticos trenes AnsaldoBreda IC4, que están siendo retirados de servicio paulatinamente.

Comentarios