Todas las líneas del Metro de Santiago fueron cerradas. Se registraron incidentes frente y en los alrededores del Palacio de la Moneda, sede del gobierno chileno. Las autoridades rechazaron dar marcha atrás con el aumento.

Todas las líneas del metro de Santiago de Chile fueron cerradas este viernes a la tarde ante el recrudecimiento de los incidentes y de las evasiones masivas por el aumento de tarifas dispuesto hace dos semanas por un panel de expertos.

Distintas versiones que circulan en la capital transandina indican que la red permanecerá cerrada durante todo el fin de semana y que, probablemente, la clausura se extienda también a los días hábiles siguientes.

La virulencia de las protestas ha escalado durante el viernes a tal punto que se esperan concentraciones de manifestantes frente al Palacio de la Moneda, sede del gobierno nacional chileno, cuyas inmediaciones fueron completamente acordonadas por Carabineros, los que también han tomado el control de prácticamente toda la red.

El Palacio de la Moneda, protegido por tropas de Carabineros

No obstante, al caer la tarde se registraron incidentes en las calles aledañas al palacio presidencial luego de que los activistas chocaran con tropas de Carabineros.

En tanto, fuentes del gobierno chileno informaron a la prensa local que se estudia aplicar la Ley de Seguridad del Estado, una suerte de equivalente al instituto del estado de sitio en la legislación argentina.

En ese sentido se expresó el ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien aseguró que “son hechos de vandalismo que están organizados y ejecutados por grupos organizados y que han causado un daño enorme a nuestro transporte público”.

 

Comentarios