La estación Divisadero de Pinamar, inaugurada por Ferrobaires en 1996, lleva casi cuatro años inactiva y enfrenta un estado de alarmante deterioro. Envuelta en vegetación y sus andenes con techos faltantes, es una muestra del abandono de los ramales que Ferrobaires supo operar, pero cuyo restablecimiento nunca fue contemplado por las autoridades de Trenes Argentinos.

La estación Divisadero de Pinamar, cabecera del suspendido servicio ferroviario a esa localidad balnearia de la provincia de Buenos Aires, enfrenta un alarmante estado de abandono y deterioro.

El aspecto de esa estación, inactiva desde hace casi cuatro años, es más que penoso: el edificio de estación se encuentra desocupado y cerrado, sin ningún tipo de mantenimiento en sus accesos. Los andenes están visiblemente deteriorados, con importantes faltantes en sus techos y una importante presencia de vegetación en los andenes y hasta en las vías.

Divisadero de Pinamar fue inaugurada en diciembre de 1996 por la extinta Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (UEPFP), más conocida como Ferrobaires, para oficiar como cabecera de un nuevo servicio de tren a Pinamar. Como parte del proceso de decilve de la empresa provincial, los trenes a Pinamar fueron suspendidos en 2011.

Sin embargo, en julio de 2015, Ferrobaires rehabilitó el servicio a Pinamar tras haber realizado tareas de desmalezamiento y acondicionamiento de las vías y de la estación Divisadero de Pinamar. El tren corría con frecuencia semanal, aunque lo hizo por poco tiempo. Al mes siguiente, las inundaciones que azotaron a la provincia de Buenos Aires comprometieron la estabilidad del viejo puente sobre el río Salado (ahora reemplazado por uno nuevo), interrumpiendo todos los servicios de la vía a Mar del Plata.

Vista de la estación con un tren de Ferrobaires, en 1996. (Foto: Jorge Cerigliano)

Si bien los trenes a La Feliz fueron rehabilitados a mediados de 2017, previo traspaso de Ferrobaires al Estado nacional, el restablecimiento de los trenes a Pinamar (y a otros destinos que Ferrobaires sirvió hasta su último día de operación) nunca fue contemplado en los planes oficiales.

Desde entonces, la estación Divisadero de Pinamar fue abandonada y el deterioro de sus instalaciones se acentuó. El Concejo Deliberante de Pinamar aprobó en noviembre de 2017 una resolución exigiendo a Trenes Argentinos que «cumpla con su deber» de mantener el servicio ferroviario a esa localidad. Sin embargo, el reclamo cayó en saco roto y no tuvo respuesta alguna por parte de las autoridades.

Comentarios